La Plata
Martes 27 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 16°H 88%

Braña, amo y dueño en el jardín de su casa

El Chapu fue la figura del clásico en una cancha que conoce de chico y donde, incluso, tiene una tribuna con su nombre. Partidazo de Damonte, Andújar y Aguirregaray. Alemán, el mejor del Lobo

La carrera de los futbolistas, por más “corta” que sea, los lleva a transitar miles de escenarios particulares. Siempre hay uno, por ser local, que se torna como habitual. Sin embargo, en la trayectoria de Rodrigo Braña hay uno por demás especial: el Centenario de Quilmes.

Una vez más, el Chapu se sintió como en su casa, porque desde pequeño supo recorrer ese campo de juego, el mismo que ayer lo tuvo como una de las grandes figuras de un nuevo clásico platense.

Excepto en los minutos iniciales, Braña fue creciendo en el juego al punto de adueñarse de la mitad de la cancha, imponiendo presencia, quitando, mostrando el despliegue habitual y levantando a la gente cada vez que disputó una pelota.

El volante central de Estudiantes se acopló bárbaro a Israel Damonte y juntos hicieron una dupla combativa que se hizo cargo del desarrollo, ganando los balones divididos y manejando ciertos hilos del encuentro.

En el complemento, la figura del Chapu se destacó: robó, metió, luchó y descargó con criterio, lo cual hizo explotar en aplausos a los simpatizantes albirrojos, los mismos que corearon su nombre desde cada rincón del estadio, especialmente de esa tribuna que justamente lleva su nombre: Rodrigo “Chapu” Braña.

Una vez más, como en el derby platense pasado jugado en el estadio del Bosque, el nacido en Quilmes se subió a lo más alto del podio. Pero esta vez se quedó con la victoria.

Estudiantes

•Mariano Andújar (7)

El arquero tuvo una serie de intervenciones

claves ante Alemán, Ramírez y Faravelli.

•Matías Aguirregaray (7)

Fue de menor a mayor; jugó un gran comple-

mento, con quites y ataques productivos.

•Jonathan Schunke (6)

Prolijo y sólido. Anuló a Mazzola y no se 

complicó cuando tuvo que despejar el peligro.

•Leandro Desábato (7)

El Chavo mostró firmeza en el juego aéreo. Se

hizo patrón de la defensa albirroja.

•Sebastián Dubarbier (6)

Cubrió su lateral, anuló a Ibáñez y se proyectó

cuando pudo. Sacó provecho de su pegada.

•Facundo Sánchez (5)

No pudo pesar como volante ni aparecer por

sorpresa. Colaboró en el aspecto defensivo.

•Rodrigo Braña (8)

Una vez que se acomodó, aportó presencia y

jerarquía. Se comió la cancha en el mediocampo.

•Israel Damonte (8)

Además del gol, el volante metió, recuperó y 

jugó siempre con criterio.

•Bautista Cascini (5)

Ayudó en la lucha y recuperación. Tuvo un

pase certero para sus compañeros.

•Augusto Solari (6)

Aportó algunas pinceladas. Fue productivo 

con su velocidad para romper líneas.

•Lucas Viatri (5)

Estuvo en soledad, pero se las rebuscó para

darle aire al equipo. Pivoteó y descargó. 

Gimnasia

•Alexis Martín Arias (6)

No tuvo responsabilidad en el gol. Después

estuvo seguro. Mostró personalidad.

•Sebastián Gorga (4)

Le costó jugar como lateral. Estuvo a 

destiempo e impreciso con la pelota.

•Mauricio Romero (6) 

El defensor mostró presencia en defensa y 

ganó en las alturas en el área rival.

•Manuel Guanini (5)

Cometió la infracción del tiro libre que devino

en gol. Tuvo algunos anticipos correctos.

•Facundo Oreja (5)

Luchó constantemente con Sánchez. 

Cuando pudo, pasó al ataque. Estuvo cerca de ver la roja.

•Nicolás Ibáñez (4)

No pesó en ofensiva ni tampoco pudo desbordar 

por su sector. Estuvo desconectado.

•Fabián Rinaudo (5)

Participó en varias jugadas imponiendo su 

corazón. Empujó siempre para adelante.

•Lucas Licht (4)

Al capitán se lo notó perdido en el medio. No

pudo darle juego al equipo. Salió reemplazado.

•Eric Ramírez (5)

Entró poco en juego, pero cuando lo hizo fue

punzante. Hizo una gran jugada que tapó Andújar.

•Brahian Alemán (7)

La agarró, encaró y remató al arco. Además, 

hizo jugar a sus compañeros. De lo mejor.

•Nicolás Mazzola (5)

Buen primer tiempo, bajando y descargando.

Pero jugó lejos del arco y después lo controlaron.

Tags: Clasico158