La Plata
Jueves 27 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 16.5°H 59%

El año de Alfaro en Gimnasia

A doce meses de su llegada al Lobo, el director técnico albiazul dialogó con diario Hoy e hizo un repaso de su estadía en el club. Analizó el presente del equipo y manifestó sus deseos de cara al futuro

Ha pasado un año desde que la pasada Comisión Directiva anunció el arribo de Gustavo Alfaro como técnico de Gimnasia. Han pasado 365 días desde que Lechuga tomó el timón del equipo, luego de que el ciclo de Pedro Troglio llegara a su fin. “Se cumple un año en el calendario, pero estamos a mitad de camino de lo que queremos lograr”, confesó Alfaro en el inicio de la charla exclusiva con diario Hoy.

El triunfo ante Tigre, tercer éxito al hilo, significó el encuentro número 24 de Alfaro al frente del equipo en Primera. El DT suma nueve triunfos, nueve empates y seis derrotas, lo que le otorga una efectividad del 50%. Además, logró meterse por primera vez en las semifinales de la Copa Argentina.

Con la llegada de la nueva CD, el clima en Gimnasia es otro, y así lo siente el técnico albiazul, que sonríe satisfecho por Brahian Alemán y Mauro Matos, refuerzos que le han brindado jerarquía al club, permitiéndole pensar en objetivos importantes.

En diálogo con este medio, Alfaro confesó sus sensaciones tras su primer aniversario en el Lobo y manifestó sus deseos de cara a lo que viene.

—¿Qué análisis hacés de tu año en Gimnasia? 

—Creo que tuvimos situaciones por el lado institucional que fueron complejas. Eso, de una u otra forma, condicionaba lo futbolístico. Tengo la sensación de que nos falta algo más para llegar al lugar que pretendemos. Es por eso que me pongo a pensar que estamos a mitad de camino. Vamos por la vía correcta y me gustaría que sigamos creciendo.

—¿Con qué momentos te quedás?

—Guardo un lindo recuerdo del primer partido contra Quilmes, en mi debut en la institución. También recuerdo el primer clásico con Estudiantes; ahí me tomé quince segundos para apreciar lo que era el estadio, que explotaba de gente. Y el presente que atravesamos es un tercer momento positivo, que ojalá pueda perdurar.

—¿Qué es lo que deseás para el club?

—Lo que deseo de todo corazón es que Gimnasia tenga paz institucional, algo que por suerte se está empezando a notar. Más allá de cualquier resultado deportivo o eventualidad dentro de una cancha, lo que rodea al club siempre trasciende al técnico y a los jugadores; si tenés un norte claro, tarde o temprano los objetivos se cumplen.

—¿Y un sueño?

—Sueño con formar un equipo con el que la gente se sienta identificada. A partir de ahí, podemos lograr cualquier meta que nos propongamos.

El triunfo ante el Matador

Alfaro se refirió además al reciente triunfo del Lobo en Victoria y dejó su opinión sobre el desarrollo del encuentro. “Ante Tigre se dio un partido de error y acierto. Uno termina lógicamente valorando mucho el resultado. Como vi que nos superaban en la generación, opté por (Lucas) Lobos para que aportara ese juego que nos faltaba. A partir de eso, terminó definiéndolo (Brahian) Alemán con un pincelazo”, analizó el entrenador de Gimnasia. Y concluyó: “La verdad es que los refuerzos están cumpliendo, son dos tipos de peso que le están dando un salto de calidad al equipo”.

Los números de Alfaro

- En Primera: 24 partidos

- Efectividad: 50%

- Perdió: 6

- Ganó: 9

- Igualó: 9