La Plata
Lunes 22 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 21.5°H 49%

El Pincha sigue aumentando su ventaja en el historial

Estudiantes extendió su racha a favor en el clásico: estiró a doce partidos la diferencia en Primera, no pierde de manera oficial desde 2010 y apenas cayó en un encuentro desde 2005

Cambiaron técnicos, contextos y jugadores, pero la superioridad del Pincha en el clásico platense sigue sin detenerse desde 2005, la temporada de quiebre, en un historial que fue parejo históricamente.

La tarde de ayer marcó el triunfo número 57 de Estudiantes sobre Gimnasia en partidos de Primera división, con 45 victorias del Lobo y 56 empates. Es la mayor diferencia de la historia en todo el profesionalismo. Distancia que, además, se amplía sumando la totalidad de los partidos oficiales jugados desde la era amateur. Allí la diferencia, sobre 177 encuentros jugados, es de 14 partidos: 64 triunfos del Pincha, 50 de Gimnasia y 63 empates. 

El período iniciado en la temporada 2005/06, cuando el historial estaba igualado, suma 23 partidos oficiales (se cuentan los dos choques de la Copa Suda­mericana 2014), con 14 victorias de Estudiantes, ocho empates y una sola victoria del Lobo, aquella del Clausura 2010 por 3 a 1 en el Bosque, la única derrota del Pincha en 12 años. Desde esa caída, el conjunto albirrojo lleva 13 partidos oficiales sin perder ante Gimnasia, con siete victorias y seis empates, la mejor serie sin reveses de toda la historia del derby, desde 1916.

Nueve sin perder en el campeonato

El equipo de Vivas no solo festejó ayer una nueva alegría en el clásico, sino que además se anotó su noveno partido invicto de forma consecutiva en el campeonato. Arrastra cuatro triunfos y cinco empates y no cae desde el 9 de marzo, en el reinicio de la 2016/17, cuando cayó sobre la hora ante Vélez en el Amalfitani.

Un dato particular

Ayer, no solo fue derrota para Gimnasia; también fue el cuarto partido ante Estudiantes en el que no pudo convertir. Al 1 a 0 en contra de ayer en Quilmes, se suman los dos 0 a 0 consecutivos de 2016 en el Bosque y la caída del Transición de ese mismo año, 3 a 0, pero en el Estadio. En Primera, el Lobo no acumulaba una racha adversa así desde 1966/67.

Una emoción especial para el Chavo Desábato

Leandro Desábato pudo haber jugado ayer su último clásico con la camiseta de Estudiantes ante Gimnasia. El capitán del Pincha está analizando su futuro y podría dejar la actividad profesional a sus 38 años. Tras un largo recorrido con la institución albirroja, ayer festejó y se lo observó emocionado luego del pitazo final de Fernando Espinoza.

El Chavo disputó 18 encuentros ante Gimnasia y perdió solamente una vez, en 2010, cuando el equipo de Alejandro Sabella visitó el Bosque y cayó por 3 a 1. Luego, fueron todas victorias y empates, por lo cual, sus lágrimas al final del partido hacen pensar que la de ayer pudo haber sido su última participación en un clásico. 

Al igual que Desábato, otro que podría dejar la actividad o bien continuar su carrera en el exterior es Rodrigo Braña, ya que el Chapu confesó ante este medio, luego del partido contra Independiente, que está analizando su futuro y que quizá no siga vistiendo los colores rojos y blancos de Estudiantes. 

Con lágrimas en los ojos, el chavo se retiró del estadio Centenario de Quilmes sin dar declaraciones, pero con una sensación especial, ya que el encuentro anterior ante Boca no lo había disputado porque Nelson Vivas había apostado por Juan Foyth. Justamente, el juvenil está en Vietnam con la Selección Argentina Sub 20, en la gira preparatoria para el Mundial de la categoría en Corea del Sur. 

Andújar: “Ganamos el clásico porque jugamos mejor”

Mariano Andújar es un histórico jugador de Estudiantes y en los clásicos le fue siempre bien, ya que no tiene derrotas ante el clásico rival. El arquero, en contacto con los medios, expresó: “Que no haya perdido ningún clásico es una linda estadística, pero siempre siento un poco de nervios”. 

En cuanto al análisis del juego en el estadio de Quilmes, el guardameta indicó: “Estos partidos se equiparan por los nervios por perder, pero fuimos superiores”. A lo que además, agregó: “Ganamos porque jugamos muchísimo mejor, sobre todo en el primer tiempo”.

Pensando en lo que viene, este derby le sienta bien al Pincha, que llevaba cuatro cotejos sin ganar. Ahora se le avecina un cierre de temporada frenético con la Copa Libertadores incluida. “Siempre es importante ganar este tipo de partidos, por el tiempo que vivimos en el club. Pensando en el futuro, nos da mucha confianza”.

Muy crítico con la cancha

El arquero de la Selección Argentina se mostró muy molesto con el campo de juego del Centenario de Quilmes, ya que complicó las acciones y motivó un partido menos vistoso para el público en general. Con respecto a este tema, comentó: “Se hizo difícil jugar por la cancha, estaba con mucha arena y pozos”. 

Tags: Clasico158