La Plata
Lunes 26 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 20°H 68%

Hacen la suya…

Marcelo Tinelli volvió a ponerse al frente de un grupo de instituciones que ayer avanzaron con empresas interesadas en hacerse cargo de los derechos de televisación cuando se reanude el campeonato

Otra tarde de verano agitada para el fútbol argentino. A diferencia de otros años, cuando los equipos estaban en Mar del Plata calentando motores para el torneo de verano, hoy el centro de atención está en Buenos Aires. Allí se vienen realizando diferentes reuniones en pos de solucionar una gran parte de la crisis que atraviesa este deporte en la Argentina, la cual tiene al factor económico como principal problema a resolver. 

Ayer, sin ir más lejos, volvió a entrar en escena Marcelo Tinelli, el actual vicepresidente de San Lorenzo que fue candidato a titular de la AFA en diciembre de 2015, en las frustradas elecciones del organismo.

El conductor encabezó en un restaurante de Puerto Madero el encuentro con varias empresas interesadas en televisar los partidos y que estarían dispuestas a pagar una suma superior a la que venía aportando Fútbol para Todos, cuya cuota de diciembre aún no fue cobrada por la Comisión Normalizadora.

La situación es clara: si no se recibe el dinero de la última cuota del programa (unos 350 millones de pesos a repartir entre los clubes), varias instituciones quedarán en una caótica  situación económica, con retrasos de sueldos de empleados y jugadores. 

Tinelli, en efecto, citó el ejemplo de doce entidades que, según él, “se prenden fuego”, como el caso de Banfield, cuyos futbolistas se negaron a entrenar por incumplimiento de pago. 

La dependencia que generó el programa que sustentaba el gobierno en la economía mensual de los clubes es innegable y algunos “caudillos” decidieron avanzar en las negociaciones con empresas extranjeras para acelerar el desembarco de una nueva concesión televisiva. 

“Pedimos una reunión para los próximos días con los representantes del Gobierno para intentar cobrar la última cuota de Fútbol para Todos. La Comisión Normalizadora asumió ese compromiso pero no lo cumplió”, indicó Tinelli. 

“En esta reunión contamos y explicamos las ofertas y las negociaciones. Les dijimos cuál es la intención de los cableoperadores y qué quieren instrumentar en la televisación del fútbol”, agregó el dirigente.  

De esta forma, los clubes de Primera, que también habían firmado la creación de la Superliga a finales del año pasado, dieron el primer paso para privatizar el fútbol, aún sin que los integrantes de la CN se hayan expedido sobre este tema. 

Spinosa busca unidad con el Ascenso y el Interior

El presidente de Banfield, Eduardo Spinosa, reclamó una “urgente unión con el Ascenso y los clubes del Interior” en busca de resolver los problemas que invaden a la estructura de la AFA, urgida por realizar elecciones. 

En su condición de representante de los clubes “chicos” de Primera, el dirigente del Taladro explicó: “No podemos seguir perdiendo el tiempo, haciendo reuniones por separado”. 

“Los clubes que tenemos problemas (económico-financieros) somos cada vez más. Hay que armar en forma urgente una comisión de enlace con los clubes del Ascenso y del Interior. Hay que presentarse rápidamente con una posición conjunta”, sostuvo. 

¿Mediante una aplicación de celular?

Una de las propuestas surgidas ayer en la reunión entre dirigentes de Primera, donde había representantes de Boca, River, Racing, Independiente y Vélez, es analizar la posibilidad de que cada institución pueda comercializar, en un plazo no tan lejano, de forma directa los partidos de local de su equipo a través de la aplicación de un celular de alta tecnología. Algo parecido a lo que ocurre con el Chivas de México y a lo que evalúa Boca con la Conmebol. 

Se trata de una especie de independencia de las empresas de comunicaciones. La iniciativa, considerada como una alternativa para el futuro, es de difícil aplicación en el presente, dado el desarrollo y la coyuntura del fútbol doméstico y de las características de las redes inalámbricas de internet que hoy ofrecen las compañías.