La Plata
Lunes 22 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 21.5°H 49%

Sumó un triunfo histórico, pero quedó eliminado e irá por la Sudamericana

Estudiantes se aferró a su historia en la Libertadores cuando más lo necesitaba: goleó a Barcelona por 3 a 0 y grabó el resultado en la rica saga de su andar en la Copa, al lograr su máxima victoria como visitante en este torneo. Los antecedentes más cercanos le pertenecían al equipo de Osvaldo Zubeldía: un 4 a 2, en Avellaneda, ante Independiente, en 1968; más un 3 a 1 ante la Católica, en Santiago, en 1969.

Sin embargo, la victoria de Botafogo, anoche, lo dejó sin chances de llegar a los octavos de final de la Libertadores. Ahora irá por el consuelo de la clasificación a la Sudamericana de este año, la que logrará con al menos un empate en el cierre con el Fogao.

Ayer, además, ganó por tercera vez en Ecuador, con la particularidad de que los plenos fueron siempre ante Barcelona: en 1971, 2015 y en la presente edición.

Llega esta noche y entrena mañana

El plantel tendrá un largo viaje de regreso desde Guayaquil y llegará esta noche a La Plata. Mañana, en horario matutino, volverá a entrenar en el Country Club.

Pensando en Olimpo, la delegación viajará el domingo hacia Bahía Blanca y el cuerpo médico evaluará a Javier Toledo, que terminó con una molestia.

Botafogo no colaboró con el León

En Brasil, Botafogo hizo los deberes, derrotó por 1 a 0 a Atlético Nacional y dejó al último campeón eliminado de la Copa Libertadores.

El único gol del encuentro, jugado en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro, lo convirtió Rodrigo Pimpao a los 5 minutos del complemento.

Con la victoria, el Fogao se clasificó a los octavos de final y en la última fecha del Grupo 1 definirá la posibilidad de terminar en el primer puesto, con la ilusión de desbancar a Barcelona, que ayer fue goleado por Estudiantes en Ecuador.

Nacional se jugará, ahora, la chance de entrar a la Sudamericana.