La Plata
Sábado 22 de julio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 10°H 81%

Un argentino, campeón en Wimbledon

Tras perder en la final de singles de junior, Axel Geller obtuvo el título en dobles junto con el taiwanés Yu Hsiou Hsu. Fue el quinto en lograrlo

La intención, cuando comenzó el torneo, era no irse con las manos vacías, algo que terminó logrando. El juvenil Axel Geller sumó su nombre a la lista de los argentinos campeones en Wimbledon. Luego de la derrota ante el español Alejandro Davidovich en la final de singles (7-6 y 6-3 en una hora y 25 minutos), se consagró campeón en dobles junior junto al taiwanés Yu Hsiou Hsu.

En el encuentro decisivo, los segundos preclasificados vencieron a Jurij Rodionov (Austria) y Michael Vrbensky (República Checa), terceros favoritos del torneo, por un doble 6-4.

“Es una revancha rara, porque  jugar en singles y hacer lo propio en dobles son dos dimensiones diferentes. Estoy súper contento, voy a poder decir que fui campeón de Wimbledon”, contó Geller luego de terminada su participación en un Grand Slam que no olvidará. “A este torneo siempre lo tuve más arriba que los demás, mi sueño es ganarlo como profesional”, agregó el número 1.496 del mundo.

El joven de 18 años, nacido en Pilar, ratificó que seguirá su plan de estudiar Ciencias Económicas en la Universidad de Stanford.

Se sumó a grandes valores

Este torneo es el Grand Slam que más sonrisas ha generado en los tenistas categoría junior de nuestro país.

En 1988, Gabriela Sabatini y Steffi Graf cantaron victoria en dobles. En 1999, la dupla conformada por  David Nalbandian y Guillermo Coria también festejó en la misma modalidad, al igual que María Emilia Salerni, ambos en junior. Un año más tarde, la “Pitu” ganó en singles y ya en 2001 Gisela Dulko gritó campeona con la estadounidense Ashley Harkleroad en mayores.

Federer ganó su octavo título en la Catedral

Roger Federer consiguió ayer su octavo título en Wimbledon y el 19º Grand Slam de su cuenta personal, al vencer con comodidad al croata Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4, en una final de una hora y 41 minutos disputada sobre el césped del All England Club de Londres.

A los 35 años, Federer se convirtió en el más ganador del tradicional certamen inglés (superó al estadounidense Pete Sampras, siete veces campeón) y el más longevo en levantar el trofeo.

El suizo también conquistó el título sin perder un set, algo que ya había conseguido en Australia 2007, e igualó la gesta del sueco Bjorn Borg en 1976.

Catorce años después del primer Wimbledon ganado en 2003, el suizo, quien hoy ascenderá del sexto al tercer puesto del ranking mundial de la ATP, demostró que está vigente en el circuito a pesar de las largas ausencias y levantó el quinto título de la temporada.