La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 64%

Londres, tras la tragedia

Al menos 12 muertos y 78 heridos fue el saldo que dejó el impresionante incendio ocurrido en el edificio de viviendas sociales Grenfell 

Tal como anticipó este medio ayer, un grave incendio ocurrió en una torre de viviendas sociales donde vivían alrededor de 500 personas, en su mayoría de bajos recursos, al oeste de Londres. El siniestro causó al menos 12 muertos y 78 heridos, de los cuales 18 están en estado crítico, por lo que no se descarta que crezca la cantidad de fallecidos durante las próximas horas.

El comandante Stuart Cundy, de la Policía londinense, afirmó: “La compleja operación de buscar y rescatar a las personas que quedaron atrapadas fue muy dura”.

Además, Cundy aseguró que hasta el momento no se estimó la cantidad de personas desaparecidas, al tiempo que subrayó que no se espera hallar a nadie más con vida en el interior, por lo que puede elevarse el número de muertos.

Por su parte, el director de Seguridad y Garantías de los Bomberos de Londres, Steve Apter, dijo que 65 personas fueron rescatadas durante el incendio, además de las que lograron salir por sus propios medios.

En el siniestro ocurrido en la torre Grenfell, un edificio de 24 pisos en el barrio de North Kensington que albergaba 120 viviendas, participaron unos 200 bomberos y 40 autobombas, que trabajaron desde la madrugada para contener el fuego, en un hecho sin precedentes en la ciudad.

“En mis 29 años como bombero, nunca he visto un incendio de este nivel”, afirmó Dany Cotton, de la London Fire Brigade.

La historia del bebé

Entre las muchas historias que trascendieron sobre el horror vivido, se destacó la de una mujer que debió arrojar por la ventana a un bebé desde el noveno piso, para que un hombre lo recibiera desde abajo.

Según lo publicado por el diario británico The Independent, la criatura fue salvada. “La mujer estaba gritando, envolvió al bebe con sábanas y lo tiró por fuera de la ventana. Alguien de los que estaban abajo milagrosamente lo atrapó en el momento justo”, explicó a la prensa una señora que presenció la increíble escena.