La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 25°H 61%

Trump canceló el acuerdo de Obama con Cuba

La medida, de efecto inmediato, pone fin a la política impulsada por el gobierno del expresidente norteamericano sobre la isla comandada por Raúl Castro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en Miami la cancelación unilateral del acuerdo firmado por  Barack Obama con Cuba. La medida es con efecto inmediato, y desafió a Raúl Castro a presentar un nuevo pacto entre la Casa Blanca y la isla.

“Retamos a Cuba a venir a la mesa con un nuevo acuerdo que favorezca tanto a su pueblo como al nuestro”, afirmó Trump ante centenares de personas, en su mayoría cubanos exiliados, en el Estado de Florida. Además, expresó que no se modificará el nivel de las relaciones diplomáticas abiertas en julio de 2015 por la anterior administración.

El mandatario se mostró dispuesto a negociar “un acuerdo mejor” con la isla, pero solo si hay avances “concretos” hacia una celebración de “elecciones libres”. También pidió por la liberación de los “prisioneros políticos”.

Asimismo, aseguró que “pronto se va a lograr una Cuba libre” y calificó de “brutal” al régimen castrista, con el tradicional tono anticomunista propio de la Guerra Fría.

El giro de Estados Unidos respecto a su política hacia Cuba incluye, por lo tanto, el mantenimiento del bloqueo comercial y financiero y la oposición a las peticiones internacionales para que el Congreso lo levante, informó la Casa Blanca.

“La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados dentro de Estados Unidos y otros foros internacionales para acabar con él”, indicaron en un comunicado.

El mandatario aseguró que “pronto” llegará el día en que haya “una nueva generación de líderes” que logren implementar esos cambios en Cuba, dado que el presidente Castro dejará el poder en febrero de 2018.

“Nuestra embajada permanece abierta, con la esperanza de que podamos forjar un camino mucho mejor”, añadió Trump.

Esto muestra que los cambios anunciados no desmantelan totalmente la política cubana de Obama, que retomó las relaciones diplomáticas con La Habana tras 50 años de constantes tensiones.