La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 64%

Cartas desde el Vaticano

El Papa Francisco le envió un mensaje a monseñor Aguer, a pocos días de cumplirse los 25 años de su episcopado

La misiva llegó desde el Vaticano, escrita en latín, y monseñor Héctor Aguer la recibió ayer por la mañana en su despacho. Estaba firmada por el Papa Francisco y se refería a los 25 años de episcopado que el próximo martes cumplirá el arzobispo de La Plata .

Según describieron desde el Arzobispado local, la carta tuvo un tono “afectuoso” e incluyó el recuerdo del trabajo que ambos sacerdotes realizaron juntos. “Nos es muy grato recordar que trabajamos juntos en aquel tiempo, ejerciendo el ministerio episcopal en la misma comunidad eclesial, para anunciar a los fieles de Buenos Aires las verdades de la salvación”, resaltó Francisco.

“Ordenado presbítero el 25 de noviembre de 1972, desde entonces has trabajado con diligencia por el bien de los fieles cristianos, y en la diócesis de San Miguel has sido rector del Seminario -rememoró el Papa-. Tomando en cuenta tus dotes sacerdotales y tu pericia pastoral, San Juan Pablo II el 26 de febrero de 1992 te elevó a la cumbre del sacerdocio y te constituyó auxiliar de la recordada Arquidiócesis. Luego has sido promovido como arzobispo coadjutor de la Iglesia Metropolitana Platense, a la que gobiernas plenamente desde el año 2000”.

Además, el Santo Padre distinguió que Aguer cumplió “activamente el ministerio de predicar, santificar y conducir. Visitando con diligencia las parroquias e interpretando rectamente la doctrina católica, has procurado presentar a todos el perenne mensaje cristiano”.

Por último, el Sumo Pontífice celebró su “valioso trabajo en dicasterios de la curia romana, especialmente en la Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia y en la Pontificia Comisión para América Latina, así como en la Conferencia Episcopal Argentina”.

“Al congratularnos afectuosamente contigo, rogamos insistentemente al divino pastor para que, por la intercesión de Santa María Virgen, siga acompañándote con su ayuda y robustezca el vigor de tu espíritu y tu salud corporal”, concluyó Francisco.