La Plata
Viernes 20 de enero de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 78%

El misterio de la boa del Zoológico

En las últimas horas se denunció la desaparición de una serpiente del predio del Bosque. Las autoridades buscan llevar tranquilidad a la población

En los últimos días de diciembre un hecho vandálico afectó al Zoológico de La Plata: intrusos ingresaron en el predio, rompieron una jaula dejando escapar un oso y robaron una computadora. Además, una pequeña boa desapareció del serpentario que habitaba. Todavía es un misterio si se la robaron o la dejaron en libertad. 

El hecho, cuya autoría aún está siendo investigada, fue denunciado en las redes sociales por proteccionistas. 

Diego Brutti, director del Zoológico local contó a diario Hoy: “Rompieron una ventana del espacio donde estaba el oso lavador y se escapó. Lo encontramos al otro día y ya está de nuevo en el predio. Fue un hecho de vandalismo”. Se informó que el animal, un espécimen pequeño y visualmente similar a un mapache, se encuentra en buen estado.

“También desapareció una pitón, del género de las boas, de 70 centímetros de largo aproximadamente”. Sobre el paradero del animal, Brutti explicó que “todavía no apareció, pero no tiene peligrosidad. Por su tamaño, a lo sumo, puede comerse un ratón o una rata”. 

El funcionario deslizó la posibilidad de que haya sido robada. “Es muy raro que pudiera salir con el serpentario cerrado. Creemos que puede tratarse de un sabotaje por parte de gente que no está de acuerdo con las políticas del Zoo. Lo que ellos no entienden es que los únicos perjudicados son los animales. Fuera del predio, corren riesgo de muerte. Si el oso lavador hubiese llegado al Paseo del Bosque podría haber sido atacado por perros o directamente por humanos”. 

El Jardín Zoológico de La Plata cumple este año 110 años. Fundado en 1907 por iniciativa del gobernador Ignacio Irigoyen y el impulso del coleccionista Alfredo Plot, transita una etapa de reconversión en un bioparque, un espacio que comporta una mirada más amigable hacia los animales. 

En ese marco, el año pasado, el intendente Julio Garro firmó un convenio con el Conicet para instalar en el complejo un Laboratorio de Morfología Evolutiva y Desarrollo, dirigido por especialistas de las facultades de Veterinaria y Ciencias Naturales.