La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 19°H 77%
Un juez mencionó el caso platense como argumento

Fallo inédito para prevenir el juego suicida de la “ballena azul”

Un juez de Catamarca exhortó al gobierno a generar medidas tendientes a evitar muertes adolescentes. Entre sus fundamentos, citó el caso platense anticipado por este medio. Además, un proyecto de ley propone agravar las penas a quienes instiguen la autolesión

En un fallo inédito en el país, un juez de menores de Catamarca exhortó al gobierno y a medios de esa provincia a impulsar la prevención del peligroso juego de la “ballena azul”. En tanto, en el Congreso Nacional se presentó un proyecto de ley que busca agravar las penas contra la inducción al suicidio, al mismo tiempo que se pretende crear la figura de “instigación a la autolesión".

Las medidas, además de sentar un precedente, representan las primeras respuestas concretas al reto suicida que surgió entre adolescentes de Rusia y se extendió a varios países, incluida la Argentina, donde se replicó en ciudades como La Plata. 

De hecho en su resolución, el titular del Juzgado de Menores nº 1 de Catamarca, Rodrigo Morabito, citó el caso de la niña de 12 años (alumna del Liceo Víctor Mercante), quien, tal como anticipó este diario, presentó lesiones corporales compatibles con las que impone el desafío que ya se cobró la vida de 130 participantes en el mundo.

Por esto, el magistrado solicitó al Ministerio de Salud provincial hacer cumplir la Ley Nacional de Prevención del Suicidio, mientras que encomendó a los periódicos catamarqueños de mayor tirada que publiquen “las pautas de detección y prevención” del juego de la “ballena azul”.

Morabito advirtió que la macabra práctica virtual, que consta de cincuenta etapas divididas en cincuenta días, hasta culminar con la muerte de los finalistas, “se viene extendiendo rápidamente. Hay muchos casos de suicidio adolescente entre aquellos jóvenes que participan de juegos y pactos”.

Aunque en el país no hay estadísticas oficiales sobre la problemática, junto al caso platense se investigan otros tres, incluido el ocurrido en San Juan, donde un menor de 14 años se intoxicó tras ingerir pastillas y avisar que participaba del juego.

“Este fenómeno ha desarrollado un tipo de suicidio por imitación con las particularidades inherentes a las tecnologías 2.0”, alertó el juez catamarqueño, y recomendó a los padres “estar actualizados, mantener un canal de diálogo con los chicos, ver sus perfiles en las redes sociales y analizar qué cosas están compartiendo”. Mientras que, en caso de detectar algún riesgo, aconsejó “ponerse en contacto con las autoridades sanitarias, judiciales, diversas ONG o con las mismas redes sociales”.

El creador del juego, un ruso de 21 años de nombre Philipp Budeikin, permanece detenido desde noviembre del año pasado y en las últimas semanas se declaró culpable, manifestando su deseo de “limpiar a la sociedad de residuos biológicos”.

El Congreso acusó recibo

En consonancia con el fallo judicial, ayer el diputado nacional Juan Fernando Brügge presentó un proyecto para agravar las penas contra aquel que instigue al suicidio, descrito en el artículo 83 del Código Penal, y crear la figura de “instigación a la autolesión”. 

Para el legislador, la aparición de retos como el juego de la “ballena azul” demanda “mencionar el vacío legal existente”. Por ello, propuso elevar de dos a cinco años la pena por instigación al suicidio, que hoy es de uno a cuatro años.

La iniciativa contempla como agravantes de las penas que las víctimas sean niños y adolescentes, que se utilicen las redes sociales digitales y comunicaciones electrónicas para lograr el cometido, que la víctima sea una persona indeterminada, y que el resultado involucre a más de una persona.