La Plata
Miércoles 22 de febrero de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 27.5°H 69%

Apartada del cargo por “comportamiento impropio” en la ex-ESMA

Una funcionaria de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó ayer su renuncia tras la escandalosa fiesta realizada en el excentro clandestino de detención

Karina Núñez, funcionaria de la Secretaría de la Nación, dejó ayer el cargo que ostentaba como responsable técnico-administrativa y contable del organismo. Su renuncia fue solicitada por el secretario Claudio Avruj, quien consideró que la empleada pública se comportó de manera “impropia” al organizar una fiesta de fin de año dentro de las instalaciones de la ex-ESMA y bailar arriba de una mesa.

La polémica reside en que la celebración se realizó dentro de lo que fue el mayor centro clandestino de detención y exterminio de la Armada durante la última dictadura, hoy denominado Espacio Memoria y Derechos Humanos. Mediante un comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos (SDH) se informó que, luego de “observar a través de un video difundido en redes sociales a una funcionaria manteniendo un comportamiento impropio de este Espacio de Memoria” en el festejo de fin de año del sector en que se desempeñaba, “el secretario (de Derechos Humanos) Claudio Avruj le solicitó la renuncia inmediata a su cargo”. 

Desde el organismo también se expresó que no permitirán “que se banalice la memoria, ni se pretenda el olvido, ni se intente la reconciliación con los genocidas”. Y agregaron que exigen “justicia por todos los compañeros detenidos desaparecidos. Decimos como siempre que no habrá olvido, ni perdón, ni reconciliación”.

La situación fue denunciada por la Asociación de Exdetenidos Desaparecidos (AEDD), quienes sostuvieron también que un funcionario implicado los amenazó para que dejaran de difundir el material, diciendo: “Si caigo yo, caen todos”. El video en cuestión mostraba a un grupo de personas bailando aparentemente alcoholizadas en las dependencias de la ex-ESMA, y a Núñez haciéndolo sobre una mesa. 

“Repudiamos este nuevo ataque a la memoria”

De este modo se expresó la AEDD luego de que se conociera el video, tras circular por las redes. La agrupación siempre se opuso al uso del Espacio de la Memoria para oficinas públicas, o “para fiestas o prácticas de murgas”. Fue así como, a fines de 2013, salió a rechazar a los funcionarios kirchneristas que realizaron un asado en las instalaciones. 

Con la firma de los exdetenidos Osvaldo Barros y Carlos Lordkipanidse, la Asociación responsabilizó a Avruj y repudió “cualquier intento de cambiar el sentido y significado de ese espacio”. Los integrantes de la AEDD reprobaron lo que definieron como un “nuevo ataque a la memoria y a la historia del pueblo argentino”.