La Plata
Viernes 28 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 21.5°H 56%
Provincia

Avanzan las negociaciones para destrabar el conflicto docente

Hubo consenso sobre la necesidad de establecer una recomposición salarial para recuperar el poder adquisitivo perdido por la inflación en 2016. Además, se registraron coincidencias en torno al blanqueo del Incentivo Docente. Los gremios díscolos también se sentaron en la mesa de negociaciones

Finalmente ayer, tal como lo viene adelantando el diario Hoy, hubo una nueva reunión de la Mesa Técnica Salarial, en la que los dirigentes de todos sindicatos docentes se sentaron en la mesa de negociaciones. Lo hicieron en el marco del proceso de conciliación obligatoria dictado por el Ministerio de Trabajo bonaerense que conduce Marcelo Villegas y que fue avalado judicialmente, días atrás, por parte de la Cámara en los Contencioso Administrativo de La Plata.

En el encuentro, que se realizó ayer en la biblioteca del Ministerio de Economía de la Provincia, se puso de manifiesto que los sindicatos que hasta la semana pasada mostraban posturas marcadamente intransigentes decidieron bajar los decibeles. A punto tal que algunos de sus dirigentes, que venían rechazando cada una de las mesas de diálogo, destacaron el hecho de que se haya comenzado a avanzar en la definición de una recomposición salarial que permita recuperar el poder adquisitivo que perdieron los educadores el año pasado.

Además, tanto los representantes del gobierno como de los gremios coincidieron en la importancia de conciliar una agenda de trabajo en conjunto entre ambas partes, que vaya más allá de lo estrictamente salarial y que incluya las refacciones en materia de infraestructura que se necesitan en los establecimientos educativos de la Provincia.

En definitiva, la Mesa Técnica Salarial  profundizó el camino recorrido la semana pasada por los dirigentes de los sindicatos que decidieron no desobedecer la conciliación obligatoria: Soeme, Amet y UPCN.

Por ejemplo, se habló de la histórica demanda de incorporar al salario el denominado Incentivo Docente, que desde hace veinte años se paga como una cifra en negro, con financiamiento nacional. La necesidad de que se instrumente este blanqueo fue un reclamo que planteó, por primera vez, el Soeme, gremio que ayer estuvo representado por los dirigentes Susana Mariño y Guillermo Chávez. Desde este sindicato también pidieron que se defina con urgencia una recomposición salarial para evitar que se sigan dilatando los tiempos, lo que atenta contra los bolsillos de los trabajadores de la educación.

Eso no fue todo. Una solicitud que llamó poderosamente la atención, realizada por dirigentes del Frente Gremial (Suteba, Feb, Sadop) durante el encuentro de ayer, apuntó a que no se pague el premio de $1.000 por presentismo que anunció la semana pasada la gobernadora María Eugenia Vidal, un beneficio que apunta a reconocer a todos los educadores que no se sumaron a la medida de fuerza.

La respuesta fue tajante. El subsecretario de Políticas Docentes y Gestión Territorial, Manuel Vidal, respondió que la decisión del Ejecutivo provincial ya está tomada. No solo eso: remarcó que se instrumentó la correspondiente liquidación. Todo indica, a su vez, que se procederá a descontar cada uno de los días no trabajados (aproximadamente 600 pesos por jornada) como consecuencia de la huelga convocada por algunos gremios. 

Cabe destacar que, además del presentismo, la semana pasada el gobierno provincial anunció un pago de entre $1.500 y $3.750 a cuenta de un futuro acuerdo salarial, el cual también se liquidará con los sueldos que se pagarán en abril. 

Asimismo, Manuel Vidal dejó en claro también que el gobierno provincial no volverá a convocar a los sindicatos docentes hasta tanto finalicen las medidas de fuerza. 

Está previsto que hoy y mañana se realice un nuevo paro nacional, convocados por la Ctera, en reclamo de que se convoque la paritaria nacional. Se estima que esta medida de fuerza tendrá un bajo acatamiento, ya que solo se sumarán algunos sindicatos.

Los ministros bonaerenses Alejandro Finocchiaro (Educación), Marcelo Villegas (Trabajo) y Hernán Lacunza (Economía) estuvieron presentes en edificio del Palacio de Hacienda bonaerense y siguieron de cerca las negociaciones, pero sin participar en la Mesa Técnica Salarial. 

Por el lado sindical, además de Mariño y Chávez (Soeme), estuvieron presentes María Laura Torre y Silvia Almazán (Suteba), René Cruz (FEB), Alejandro y Gustavo Salcedo (Udocba); Sergio Casini (Amet), Rubén Landívar (UPCN), y Edith Contreras (Uda).

“La recomposición tiene que otorgarse ya”

“Durante la reunión de hoy (por ayer) reiteramos y pusimos énfasis en los reclamos que venimos haciendo y que apuntan a que ya no se puede demorar más el pago del aumento a los educadores. El tema salarial es nuestra prioridad y por eso, además de la necesidad que tenemos de que se incorpore el Incentivo Docente al salario, es indispensable definir ya una recomposición por lo perdido en 2016”, dijo Susana Mariño, dirigente del Soeme, ante una consulta de diario Hoy.

Además agregó: “Nosotros destacamos la convocatoria al diálogo del gobierno bonaerense y hemos participado en todas las reuniones previas, donde realmente hemos logrado avances significativos. Estamos convencidos de que siguiendo por este camino vamos a conseguir importantes respuestas para todos los compañeros docentes”.

“Hubo un avance concreto en la negociación"

Una de las dirigentes sindicales presentes ayer en el Ministerio de Economía en la reunión de la Mesa Técnica Salarial fue la secretaria Gremial de Suteba, María Laura Torre, quien aseguró: “Por primera vez desde el inicio del conflicto podemos decir que hubo un avance concreto en la negociación entre los gremios y el gobierno provincial”.

En ese sentido, la referente sindical señaló: “Es la primera vez, desde que venimos a estas reuniones, que el Ejecutivo no nos impone un techo salarial. Consideramos muy importante el hecho de que el gobierno haya tomado nota y a la vez haya hecho un reconocimiento formal a nuestros reclamos”.

“Se logró que por primera a vez desde agosto, el gobierno tomara conocimiento de los problemas que planteamos los gremios que se vienen dando en los colegios de la Provincia de Buenos Aires. Quedó todo registrado y dijeron que se va a trabajar para solucionarlos”, resaltó.

Para Torre, “es muy importante que los trabajadores tengamos esta mesa, porque es donde discutimos salario. Lo que plan­teamos en primer lugar fue la pérdida del poder adquisitivo que tuvimos los docentes durante el año 2016, además de retomar otra vez la necesidad de tener un aumento salarial acorde a una perspectiva diferente al 18% o 19%. Le volvimos a solicitar al gobierno que ningún docente esté por debajo de la línea de pobreza”.

La dirigente del Suteba destacó que para llegar a un acuerdo en forma concreta con la Provincia, es necesaria la participación de la Nación. 

“Es fundamental que se llame a la paritaria nacional docente. Macri no se puede hacer el desentendido y hacer como si no pasara nada en suelo bonaerense, por lo que esperamos que haya una propuesta formal del Gobierno nacional”, concluyó.

“El Ejecutivo mostró predisposición a discutir el tema salarial”

Otra de las voces que se dieron cita en la reunión de la Mesa Técnica Salarial fue la del dirigente de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Rubén Landívar, que como Soeme y Amet, ha sido de los gremios que han estado en todos los encuentros entre los sindicatos y el Estado desde el inicio de la negociación.

Para el dirigente sindical, lo más importante del cónclave de ayer fue “que por primera vez después de casi diez días pudimos sentarnos en la misma mesa de negociación los gremios y el Estado, estableciendo así el inicio de las conversaciones y el diálogo que nunca se tendría que haber perdido”.

En ese sentido, Landívar recalcó que “el Ejecutivo mostró predisposición a discutir el tema salarial, poniendo además el tema del resarcimiento con respecto a lo perdido en 2016, que era un asunto que todos los gremios veníamos pidiendo desde hacía tiempo. Lo más positivo de la jornada fue esta apertura para el diálogo, que sí hubo el año pasado y que este año no se estaba dando”.

El referente gremial destacó que “no se habló de cifras concretas, pero sí quedó claro cuál es la postura de cada una de las organizaciones, poniéndose sobre la mesa la postura de cada una. Quedó todo fijado en actas, y sobre lo que argumentó cada organización, en la próxima reunión van a tener que traer los datos técnicos para fundarlo”.

“En la reunión fijamos nuevamente posiciones y acordamos que en el próximo encuentro vamos a discutir, en condiciones técnicas, el probable aumento salarial. Valoramos el llamado al diálogo que viene haciendo el gobierno provincial, y cada vez que se nos llame para conversar, ahí vamos a estar”, recalcó Landívar.