La Plata
Sábado 27 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 13.5°H 62%
Ex jefe del Ejército K

César Milani, detenido por delitos de lesa humanidad

El exjefe del Ejército K fue apresado ayer en La Rioja luego de declarar en la causa que investiga los secuestros de Pedro Adán y Ramón Alfredo Olivera, ocurridos en 1977. Las inconsistencias en la defensa del militar protegido por Cristina Kirchner. Rechazaron un pedido de excarcelación en su favor

Luego de muchos años de espera y de “olvido” por parte de la Justicia durante la pasada década, el exjefe del Ejército K, César Milani, quedó ayer detenido en La Rioja por orden del juez federal Daniel Herrera Piedrabuena por los secuestros de Pedro Adán Olivera y de su hijo Ramón Alfredo Olivera, ocurridos en marzo de 1977.

El militar protegido por Cristina Kirchner  pensaba que su paso por los tribunales riojanos transcurrirían en calma, tal como había pasado en anteriores ocasiones, por lo que nunca tuvo entre sus planes que el magistrado dictaría su detención por hechos acaecidos durante la etapa más oscura vivida por la historia argentina.

El juez Piedrabuena adujo contar con semiplena prueba de la participación que habría tenido Milani en los hechos que se le imputan, cuando se desempeñaba como subteniente del Batallón de Ingenieros de Construcción 141. Según se detalló en el expediente judicial, el militar “participó en al menos tres hechos de privación ilegítima de la libertad”, en los que su implicación “fue directa y clave para los secuestros de los demandantes”.

El ex hombre fuerte del Ejército K está acusado de haber estado al frente de un gran operativo militar y policial en la madrugada del 12 de marzo de 1977, en el que fue detenido Olivera padre, lo que llevó a que dos días después fuera apresado su hijo Alfredo. Los Olivera denunciaron a Milani por primera vez en 1979 y otra vez en 1984 cuando su testimonio quedó registrado en el Nunca Más de La Rioja.

Además, la Justicia rechazó el pedido de excarcelación realizado por la defensa del exmilitar, quien fue trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario de la capital riojana, donde permanece detenido hasta nueva instrucción.

Satisfacción

Milani había intentado por todos los medios en las últimas semanas dilatar la indagatoria por parte de Piedrabuena, habiendo presentado diferentes recursos ante la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, quienes denegaron los mismos y lo obligaron a tener que rendir cuentas ante la Justicia.

Al enterarse de la decisión de la Justicia, Ramón Olivera destacó que con la detención de Milani “se inicia el camino” para que se haga “verdaderamente justicia”, al tiempo que manifestó sus deseos de que se concrete la “prisión preventiva”. Además, expresó que su detención es un “hecho auspicioso” y que espera que “la decisión del juez sea que quede detenido con prisión preventiva, por todas las pruebas y elementos reunidos en la causa”.

Por su parte, Verónica Matta, exdetenida política y una de las denunciantes de Milani, se mostró “conforme con la decisión, a pesar del tiempo que ha llevado y las dilaciones que permanentemente Milani planteó. Es un día especial, se trata de una sanación tanto de mi persona como de toda una generación marcada por la represión y sus secuelas”. 

Acusado de haber instrumentado bajo el gobierno de Cristina Kirchner un sistema paralelo de inteligencia con sede en Campo de Mayo, Milani pasó a engrosar la lista de muchos de sus camaradas de armas durante esos años que se encuentran procesados, detenidos y condenados por distintas violaciones a los derechos humanos cometidos durante la ú­ltima dictadura militar.

Con protección policial y gastos onerosos

La llegada de César Milani a los Tribunales riojanos se dio en el marco de un fuerte operativo de seguridad montado por las fuerzas del orden de la provincia del noro­este argentino para brindarle “protección y custodia” al ahora detenido exjefe del Ejército kirchnerista.

Milani arribó pasadas las 8.30 de ayer acompañado por su abogado defensor Gustavo Feldman, aunque recién entró a declarar ante el juez federal Daniel Herrera Piedrabuena a las diez de la mañana. 

Su declaración se prolongó por más de tres horas, siéndole notificada su detención por parte del magistrado pasadas las 13.30.

De acuerdo a fuentes judiciales, Milani se habría mantenido calmo durante toda su declaración, y luego se habría enojado con su defensa por no haberle previsto la posibilidad de quedar detenido, sufriendo así su primer traspié judicial tras la salida del kirchnerismo del poder.

Según se pudo conocer, el ex hombre fuerte del Ejército pasó su última noche libre en el único hotel 5 estrellas que posee la capital riojana, en donde disfrutó de una suculenta cena en compañía de su abogado, acompañando la misma por los vinos más finos y caros de la región.

JUSTICIA | #Milani Lo detuvieron luego de declarar en la causa que investiga los secuestros de Adán y Oliverahttps://t.co/B3ZMblLrVq

— Diario HOY (@diariohoynet) 18 de febrero de 2017