La Plata
Viernes 28 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 21.5°H 56%

El Presidente improvisó como humorista en la asunción de los nuevos ministros de Economía

El jefe de Estado realizó en la tarde de ayer la toma de juramento a los nuevos funcionarios que estarán encargados de regir lo que sucederá con los bolsillos de los argentinos, luego de un año en el que no se alcanzaron buenos resultados.

Pese a ello, Mauricio Macri aprovechó la ocasión para bromear, en primera instancia, durante la jura del flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien mantenía un gesto adusto y claras muestras de nerviosismo. El mandatario nacional le pidió “una cara con más alegría”. “Dejemos la cara de preocupación para la próxima, cuando esté sentado allá”, remató, despertando la risa de los asistentes al acto.

Tras el paso de Dujovne fue el turno del nuevo ministro de Finanzas, Luis Caputo, que, advirtiendo lo que había sucedido, se acercó sonriente hasta donde lo esperaba Macri. “Así me gusta”, dijo el Presidente, prosiguiendo con su show humorístico antes de tomarle juramento. 

Tras el acto de asunción, Dujovne ratificó que la pauta de inflación prevista para este año es del “17 por ciento” y dijo que su misión al frente del Ministerio de Hacienda será “bajar el déficit fiscal”, para lo cual consideró necesario “hacer más eficiente el gasto, ahorrar, pensar en el largo plazo, y evitar duplicar funciones”.

Por su parte, Caputo afirmó que desde su cartera intentarán “tratar de minimizar los costos del país” y reiteró que este año, el Gobierno saldrá a buscar “nueva deuda” por 20.000 millones de dólares.