La Plata
Lunes 26 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 23°H 60%
Trabajadores en alerta recurrirán a la Justicia

Escándalo en ARBA por descuentos en un incentivo salarial

Afecta a empleados con licencia por paternidad, embarazo, duelo y donación de órganos. Los trabajadores se declararon en estado de alerta y se preparan para recurrir a la Justicia. Reclaman que se anule la resolución que habilita las quitas

Trabajadores de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) se declararon en estado de alerta. Los dirigentes de los gremios más representativos de esa repartición se preparan para ir a la Justicia para intentar frenar la aplicación de la resolución 148/17, firmada el pasado 24 de abril  por el titular del área, Gastón Fossati. 

Según denuncian, esa normativa permite la aplicación de fuertes descuentos en el incentivo salarial que perciben los empleados del ente recaudador. La medida afecta, específicamente, a aquellos agentes que se toman licencia por maternidad, paternidad, adopción, duelo, accidentes de trabajo o por donación de sangre y órganos.

“Dicha resolución era de carácter retroactivo al 1º de enero, pero luego de una fuerte resistencia gremial, Fossati dictó una nueva normativa dejando de lado la retroactividad, aunque manteniendo los descuentos del incentivo por supuestos absolutamente ilegales e inhumanos”, dijeron a diario Hoy desde la Asociación de Empleados de Rentas e Inmobiliaria (AERI), gremio que representa a la mayoría de los trabajadores de ARBA. La postura es compartida por UPCN.

Para tomar dimensión sobre el impacto que tiene el incentivo sobre el salario de los trabajadores, hay que tener en cuenta que es un beneficio, estipulado en la ley de creación de ARBA, que se encuentra atado a los niveles de recaudación de la Provincia. En 2016 representó anualmente el equivalente a 2,2 salarios mensuales. En números concretos: un agente que recién ingresa a ARBA tiene un salario de alrededor de 15.000 pesos y, con el incentivo, el año pasado cobró 30.000 pesos más en todo el año.

En diálogo con este medio, Jorge Baldovino, secretario general de AERI, calificó la decisión de Fossati como “una cosa de locos”, y agregó: “Ya agotamos prácticamente todas las instancias de diálogo, hemos interpuesto un recurso administrativo y nos estamos preparando para ir a la Justicia. Es una barbaridad con todas las letras. A punto tal que tenemos una compañera que se encuentra en terapia intensiva, que perdió su bebé luego de un parto domiciliario, a quien le aplicarán descuentos por esta resolución. Y este es solo uno de los tantos casos inhumanos que hemos registrado”.

La cuestionada normativa establece, entre otros puntos, que se aplicarán descuentos por días no trabajados sobre el incentivo que perciben los trabajadores de ARBA sin discriminar si las personas que perciben ese beneficio cuentan o no con una licencia que justifique su inasistencia.

“Nosotros tenemos un excelente diálogo con el gobierno bonaerense. Por eso, pedimos la intervención del ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, que ha dado sobradas muestras de escuchar a los trabajadores. Lamentablemente, nos encontramos con una postura intransigente de parte de Fossati, que no quiere dar marcha atrás con esta barbaridad”, agregó Baldovino. Y remarcó: “Nosotros estamos de acuerdo con que una persona que se somete a una cirugía estética no cobre el incentivo. Pero es absurdo lo que está ocurriendo, a punto tal que, aunque las autoridades de ARBA hicieron una campaña de donación de sangre, con esta resolución los que donen sufrirán descuentos en el incentivo”.

“Se están quitando derechos”

En diálogo con este diario, el secretario general del gremio UPCN, Carlos Quintana, señaló que “hay ítems que la autoridades pusieron para pagar el 100% del incentivo que quitan derechos y son abusivos. La donación de sangre o donación de órganos no puede ser castigada, como así tampoco la licencia por el fallecimiento de un familiar. Y lo mismo ocurre con la gente que está estudiando, que se está capacitando, y cuya formación beneficia al propio Estado”.

“Hay varios ítems que consideramos que deben estar exceptuados y por eso hemos estado charlando con Fossati y nos declaramos en alerta. Haremos gestiones como siempre hemos hecho, pero tenemos que rechazar la intencionalidad de convertir un incentivo en un presentismo, que son dos cosas distintas. Entendemos algunos argumentos que los funcionarios manifiestan, pero la aplicación tiene que respetar derechos adquiridos de los trabajadores y que tienen que ver con cuestiones paritarias”, concluyó Quintana.

Fossati defendió la nueva normativa 

Pese a los reclamos, el titular del organismo recaudador, Gastón Fossati, no dará marcha atrás con la polémica resolución. Puntualizó que “la implementación del sistema de control biométrico de asistencia, así como la medición del presentismo que se aplicará como variable para liquidar el plus por productividad que abona ARBA, se complementan con otras medidas para reconocer el mérito de nuestro capital humano y fortalecer su desarrollo profesional, como los ascensos por concurso y las instancias de capacitación que perfeccionan la carrera administrativa dentro del Estado”.

El director de la Agencia de Recaudación aseguró que “las acciones implementadas no implican ajuste ni ahorro presupuestario de ningún tipo, ya que el monto proporcional que dejarán de cobrar quienes registren ausencias se redistribuirá de manera automática entre el personal que más trabajó, de manera de premiar su esfuerzo y productividad”.

En ese marco, Fossati explicó que “los cambios apuntan a retribuir la productividad y reconocer el compromiso de los agentes que más trabajan”, y destacó que “promover la eficiencia de nuestros recursos humanos es fundamental para mejorar los servicios que brindamos a los contribuyentes”.