La Plata
Viernes 20 de enero de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 78%
Gustavo Arribas, director de la AFI

Funcionario macrista, implicado en un escándalo por coimas

Se trata de Gustavo Arribas, el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) a quien un operador de la empresa brasileña Odebrecht le habría mandado 600.000 dólares. Ocaña y Carrió piden que se lo investigue

El actual jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, habría recibido en el año 2013 cinco transferencias por casi 600.000 dólares de parte de Leonardo Meirelles, condenado por la Justicia brasileña en el caso Lava Jato. El operador brasileño, vinculado a la constructora Odebrecht y condenado por el pago de sobornos, se amparó al régimen de la “declaración premiada” y entregó a la Justicia de Brasil datos sobre miles de transferencias bancarias. Así se descubrieron los giros que realizó a una cuenta en Suiza, que presuntamente pertenece al titular de la AFI. 

El 29 de noviembre pasado, Mauricio Macri le tomó juramento al director de la agencia, destacando la amistad que lo une a Arribas y diciendo que para el cargo se requería un funcionario de su “extrema confianza” y que por eso lo había elegido. Destacó entonces su “capacidad”, “honestidad” y que mantienen una relación desde hace mucho tiempo. 

Los giros habrían sido enviados desde una cuenta bancaria en Hong Kong que Meirelles controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited. Según lo determinó la Justicia del vecino país, la compañía era una “empresa fachada”, que era funcional al pago de coimas, a la evasión y el lavado de activos. 

Gustavo Arribas emitió un comunicado en el día de ayer, luego de conocerse la información que lo compromete, diciendo que nie­ga “absolutamente tener vinculación alguna con la empresa Odebrecht, con Leonardo Meirelles, Alberto Youssef y/o cualquier persona involucrada en la investigación del Lava Jato”. El acusado también expresó que recibió una transferencia de US$ 70.475 a razón de la venta de un inmueble de su propiedad en la ciudad de San Pablo.

“Votamos a Cambiemos, queríamos un cambio”

De este modo se expresó la legisladora porteña Graciela Ocaña cuando anunció que ampliará la denuncia que ya presentó en la Justicia sobre el pago de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, a partir de conocerse que Meirelles habría transferido dinero a el titular de la AFI. 

“Los que votamos a Cambiemos, queríamos un cambio y este es uno de los cambios que queremos”, sentenció Ocaña. Y agregó que Arribas “tiene que dar una explicación y presentar la documentación que corresponde”. La legisladora denunció el año pasado al exsecretario de transporte kirchnerista, Ricardo Jaime, por pedir un soborno de 80.000 dólares a la constructora brasileña Odebrecht. 

Carrió lo denunció penalmente 

La diputada de la Coalición Cívica pidió a la Justicia que investigue al funcionario amigo del Presidente, y presentó una denuncia penal en la Cámara Federal porteña. La acusación, con el número 439/2017, recayó por sorteo en el juzgado federal número seis del juez federal Rodolfo Canicoba Corral. 

“Creemos que esto tiene que ver con la obra del soterramiento del tren Sarmiento”, indicó Carrió. 

“Siempre los pagos se realizan después de que se produce algún movimiento en cuanto a la adjudicación, el otorgamiento o preadjudicación de la obra. Esto es muy llamativo”, concluyó. La diputada nacional también solicitó a Macri que aparte a Arribas de su cargo hasta que se resuelva su situación. 

Los acusados

Gustavo Arribas

Es un muy cercano amigo de Mauricio Macri y desde el año pasado dirige la AFI. Es escribano y durante la gestión del presidente en Boca Juniors él fue su colaborador. En ese entonces fue cuando comenzó a dedicarse a la compra-venta de jugadores de fútbol, por lo que luego fue señalado por irregularidades.

Por casi diez años vivió en Brasil, donde formó una familia, aumentó su patrimonio y fijó su residencia tributaria. En base a la declaración jurada que presentó ante la Oficina Anticorrupción, Arribas es el funcionario más rico del Gobierno con $ 110 millones en su haber. 

Leonardo Meirelles

Es un cambista de Brasil, socio y subalterno de Alberto Youssef, un operador del mismo origen que admitió haber pagado coimas de Odebrecht. Meirelles confesó, en una entrevista brindada a periodistas peruanos de IDL Reporteros, en 2015, que mediante cuentas en Hong Kong pagó coimas por US$ 240 millones en varios países, entre ellos la Argentina. 

Las claves de la operación Lava Jato

- Sistema de lavado de dinero.

- Movió más de 10.000 millones de reales.

- Involucra en la Argentina a De Vido, Jaime y su mano derecha, Manuel Vázquez.

- Empresas brasileras involucradas: Petrobras, Odebrecht, OAS, Mendes Junior, Camargo Corrêa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvão y OAS.

- Delitos cometidos: corrupción y organización criminal.

- Alrededor de 6.400 millones de reales en sobornos.

- Constructoras: pagan coimas para conseguir contratos.

- Más de 100 personas condenadas.

- Involucra a: Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

- Están investigados Lula da Silva, Dilma Rousseff y Michael Temer.

Odebrecht también es investigada en la Argentina 

La empresa constructora más grande de Brasil tiene cuatro causas judiciales en el país. En diciembre pasado reconoció que pagó millonarias coimas a funcionarios argentinos.

El escándalo que ahora salpica al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, no es nuevo. Odebrecht, una de las empresas involucradas, está siendo in­vestigada por la Justicia argentina en cuatro causas judiciales por el posible pago de sobornos a nivel local, en lo que sería una réplica de las maniobras que realizó en el vecino país. 

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi pidió al Departamento de Justicia de Estados Unidos que “agilice” el envío de comprobantes para saber por qué se pagaron las coimas.

Los exdirectivos de la empresa confesaron ante la Justicia de Estados Unidos haber pagado coimas en la Argentina. Las causas en las que está denunciada en el país son: la ampliación del gasoducto que hizo Skanska, la denuncia de Graciela Ocaña por la off­shore Printbont, la confesión de un arrepentido brasileño que involucra a la firma Contreras Hermanos y el redireccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez.

La causa más resonante, a cargo de Martínez de Giorgi, es por la denuncia de Ocaña. La legisladora presentó pruebas recolectadas por la Policía Federal de Brasil, una serie de correos electrónicos entre Manuel Vázquez, mano derecha del exsecretario Ricardo Jaime, y Mauricio Couri Riberio, director del grupo Odebrecht. También entregó registros de transferencias bancarias.

En un intercambio de correos electrónicos entre Riberio y Vázquez, este último le reclama por una serie de “problemas” con respecto a la recepción de una transferencia de dinero. Esto es contundente, dado que según la Justicia de Brasil, el sistema delictivo de la constructora implicaba usar las cuentas de una sociedad offshore, Klienfeld Services Ltd, para el pago de “sobornos” o “coimas” a funcionarios públicos brasileños y de otros países. 

Luego del mencionado reclamo, hubo una transferencia realizada por la offshore a Printbont Corporation SA por US$ 80.000 en el First Carribbean International Bank Willemstad en la cuenta 5504428. Cabe recordar que tanto Ricardo Jaime como Manuel Vázquez ya están condenados por delitos de corrupción. 

Causa contra Contreras Hermanos

La denuncia contra la Contreras Argentina es por haber pagado supuestamente sobornos a gerentes de Petrobras como parte del caso Lava Jato. La Justicia argentina investiga si también hizo lo mismo con los millonarios contratos que consiguió gracias a su socio Lázaro Báez.  

La denuncia también señala que la empresa era socia de Odebrecht, la más importante de las corporaciones investigadas e inculpadas hasta el momento en Lava Jato, en trabajos de obras públicas en la Argentina. 

El fiscal argentino Ignacio Mahiques imputó a los directivos de Contreras Norberto Ardissone, Juan Manuel Tauceda y Marcelo Fernández Humble mediante una denuncia. 

La cuestionada compañía constituyó varias uniones transitorias de empresas con firmas de Báez, Cristóbal López, Odebrecht y Electroingeniería.