La Plata
Sábado 27 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 13.5°H 62%

Implosión en el PJ bonaerense

El acuerdo de Héctor Daer y Diego Bossio con el macrismo por la reforma de la Ley de ART crispó los ánimos y fue suspendido el congreso partidario previsto para hoy. La unidad que se quería mostrar en el peronismo tendrá que esperar. Revés para La Cámpora, que buscaba convocar a una movilización de apoyo a CFK

La conducción del PJ bonaerense resolvió suspender el encuentro programado para hoy en la localidad de Santa Teresita. La excusa que dieron desde el partido es que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipó chaparrones para la zona donde estaba previsto que se realizara el congreso justicialista en cuyo temario figuraba, por ejemplo, el análisis de la política de alianzas entre distintos sectores del peronismo de cara a los comicios legislativos y la difusión de un documento crítico a la gestión de Mauricio Macri. El manifiesto iba a hacer referencia al escándalo por el acuerdo del Gobierno con el Correo Argentino SA y los intentos de reducir por decreto el aumento jubilatorio.

En realidad, todo indica que la suspensión del cónclave partidario poco y nada tuvo que ver con esta suerte de “hidrofobia”. Desde distintos sectores consultados por diario Hoy no dudaron en señalar que parte de la responsabilidad le cabe a los diputados nacionales Diego Bossio (Bloque Justicialista) y Héctor Daer. Este último, si bien forma parte del bloque del Frente Renovador, juega a dos puntas y también tiene una pata en el Justicialismo bonaerense. 

El polémico acuerdo que sellaron Daer y Bossio con Cambiemos, que llevó a que el macrismo obtuviera el quorum necesario para sancionar la reforma de la Ley de ART, generó un verdadero cisma al interior del Justicialismo. Proliferaron los cuestionamientos hacia ambos diputados nacionales, lo que llevó a que La Cámpora y los sectores kirchneristas más ortodoxos endurecieran su postura, llegando al extremo de plantear la aprobación de una declaración de apoyo a la expresidenta Cristina Kirchner.

Eso no es todo: los K pretendían que desde el seno del PJ bonaerense se convocara a una movilización el próximo 7 de marzo, cuando Cristina Kirchner se presentará a declaración indagatoria en los tribunales de Comodoro Py en el marco de la causa conocida como Los Sauces, en la que tanto ella como sus hijos Máximo y Florencia son investigados por los delitos de lavado de dinero y cohecho.

Tormenta política

La mera posibilidad de expresar una declaración de apoyo a CFK enfureció a los principales referentes del Grupo Esmeralda, que reúne a intendentes de algunos de los distritos más populosos de la Provincia. Entre ellos, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Gabriel Katopodis (San Martín), que no quisieron saber nada con los pedidos camporistas, a tal punto que hasta anticiparon su faltazo al congreso partidario antes de que apareciera el “factor climático”.

Otro de los planteos de los ultra-K que crisparon los ánimos fueron los intentos, provenientes de algunos sectores minoritarios dentro del PJ, de poner sobre la mesa de discusión la posibilidad de que Cristina Kirchner sea candidata a senadora nacional en representación de la Provincia de Buenos Aires y que la cabeza de la nómina de diputados nacionales se dirima en las PASO entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

Todo indica que, una vez que pase la tormenta pronosticada por el Servicio Meteorológico para hoy en Santa Teresita, se mantendrá el temporal político dentro del Justicialismo bonaerense. Por lo pronto, no son pocos los referentes partidarios que analizan que el Peronismo perdió una importante oportunidad de mostrarse unido, no pudiendo sacar el más mínimo provecho de lo que fue una de la peores semanas de Mauricio Macri desde que se puso por primera vez la banda presidencial.