La Plata
Martes 25 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 13.5°H 93%
Conflicto con los manteros en Once

Violencia y caos en Capital Federal

Un operativo llevado a cabo ayer, a metros de Plaza Miserere, derivó en un cruce entre comerciantes callejeros y las fuerzas de seguridad. Tras los incidentes, hubo una reunión entre representantes de los ambulantes y el gobierno porteño. Se espera una definición para esta mañana

El barrio de Balvanera vivió ayer una jornada intensa, luego de un operativo en el que se intentaba desalojar a manteros de Once, cuando se produjo un violento enfrentamiento entre vendedores y policías, que se extendió durante varias horas.

El operativo policial se inició por orden de la Fiscalía General de la Ciudad en horas de la madrugada, cuando los efectivos desmantelaron unos 2.500 puestos de venta informal, instalados en las veredas de la avenida Pueyrredón, e incautaron mercadería de galpones en los alrededores de la terminal del Ferrocarril Sarmiento.

Con el procedimiento iniciado, pasadas las 8 de la mañana, los manteros bloquearon la avenida Pueyrredón a la altura de Bartolomé Mitre, frente a Plaza Miserere, y mantuvieron el tránsito cortado hasta que, cerca del mediodía, comenzaron los graves incidentes.

A las 11.30, la guardia de Infantería decidió avanzar sobre los comerciantes ilegales, quienes respondieron arrojando piedras, frutas y distintos proyectiles. A su vez, encendieron cestos y un contenedor de basura, por lo que también tuvo que intervenir un camión hidrante para apagar las llamas.

Pese al intento de desalojo y la detención de  tres manifestantes por parte de la Policía, el bloqueo continuó en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Rivadavia hasta pasadas las 15, momento en el que se inició una negociación entre uno de los manteros, de nombre Rodrigo, y el comisionado de la Policía Metropolitana, Roberto Ahmed, quien intentó en una primera instancia liberar al menos dos carriles del puente Pueyrredón.

Pese a que no se procedió a la liberación del espacio público, una hora más tarde representantes de los manifestantes accedieron a una reunión con el subsecretario de Trabajo, Ezequiel Jarvis, y el vicejefe de Gabinete porteño, Juan Pablo Graña.

Falta de acuerdo y cuarto intermedio 

El gobierno porteño y los representantes de los manteros no arribaron a un acuerdo tras el encuentro que se extendió durante más de tres horas, pero desde hoy a las 10 de la mañana continuarán las negociaciones.

“No hubo ninguna propuesta. Ellos se comprometieron a acercarnos una para mañana (por hoy) y luego la discutiremos en una asamblea que realizaremos en Once”, dijo Rodrigo, quien se posicionó como vocero al terminar la reunión. También aseguró que el censo que realizó el gobierno porteño, en el que se anotaron unas 280 personas, “era nulo” (ver recuadro).

Además, señaló que durante las negociaciones “mantuvimos nuestra propuesta, que es la que presentamos hace muchos años, de que nos hagan una feria en la Plaza (Miserere)”, sobre la cual se espera una respuesta de las autoridades.

“Esto no está resuelto. Vemos que hay buena intención del gobierno para buscar una solución, pero, hasta tanto, estamos en pie de lucha”, afirmó Rodrigo.

Mientras tanto, los vendedores ambulantes resolvían anoche en asamblea si continuaban con el corte de la avenida Pueyrredón. 

Durante el desalojo trabajaron 250 efectivos de la Policía de la Ciudad y 350 personas del gobierno de la Capital Federal. Además, participaron inspectores de Espacio Público, agentes de Tránsito y personal de Higiene Urbana.

El controvertido “censo”

La subsecretaria de Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Clara Muzzio, explicó que lo que el gobierno porteño ofreció a los manteros fue registrarse en un censo. “Les damos la posibilidad de sacar el monotributo social, avanzar en un diálogo y que puedan ejercer la venta debidamente, sin ocupar el espacio público”, detalló. Sin embargo, aclaró que el diálogo puede establecerse “con las personas que actúan de buena fe”. “No vamos a dialogar con organizaciones ni con personas violentas”, había dicho Muzzio en la tarde de ayer, aunque el proyecto luego fue desestimado por la administración local como estrategia para poder destrabar el conflicto.

En cuanto a las promesas del gobierno porteño, Omar Guaraz, de la organización Vendedores Libres, señaló que “en los últimos cuatro años fueron desalojados 5.000 manteros en Avellaneda, Caballito y otros puntos de la ciudad, y ninguno fue relocalizado”. 

La “deuda” de Rodríguez Larreta con Macri

Luego de un diciembre caliente con récord de piquetes en la Ciudad de Buenos Aires, el Presidente Mauricio Macri había pedido públicamente al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, una solución para esta problemática. Apenas empezado el año, el mandamás capitalino afirmó que con la nueva Policía de la Ciudad el control de los cortes sería mayor, pero el barrio de Once fue testigo de que las cosas están lejos de cumplir con los deseos del Presidente.

Desde CAME y Cgera apoyaron el desalojo

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó su apoyo al operativo realizado en Once, desde la entidad aseguraron que en diciembre “se identificaron en la zona 1.882 manteros, encabezando el ranking del comercio clandestino en la Capital Federal”.

En la misma línea, desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), su presiden­te, Marcelo Fernández, sostuvo que “se debe regularizar, controlar y adecuar a las necesidades de todos y no solamente a las de quienes necesitan trabajar pero no pagan impuestos y comercian mercadería que no corresponde”.