La Plata
Miércoles 29 de marzo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 18.3°H 83%

Agente de Policía amenazó a su marido

Una mujer que formaba parte de la fuerza fue desafectada debido a que amedrentó a su esposo disparando dos tiros en su casa de Gorina. El episodio se desató porque ella quería salir y que su pareja se quedara en la casa cuidando a sus hijos

Quedate con los nenes esta noche porque quiero salir” fue la frase que efectuó una mujer que trabajaba en la Policía Local en las calles de Gonnet a su marido, con quien está casada desde hace más de 20 años. Sin embargo, como la respuesta del hombre de 44 años fue negativa, se desató un verdadero calvario.

El hecho se conoció en las últimas horas, pero ocurrió el sábado a las 20 en 133 bis entre 469 y 470 de Gorina. Cuando caía la tarde, la mujer le preguntó a su marido si iba a quedarse en la casa cuidando a los nenes porque ella quería salir. Él le dio una respuesta negativa y se fue del domicilio para hacer compras en los comercios cercanos. 

Al regresar, la mujer insistió varias veces, pero el “no” volvió a ser la contestación y el hombre se dispuso a salir por la puerta trasera de su vivienda. Fue entonces cuando la señora de unos 40 años agarró su arma reglamentaria del ropero y, al grito de “tomatelás” (sic), efectúo dos disparos hacia el piso cerca de él sin intenciones de herirlo. Acto seguido, el hombre se dirigió a la casa de un amigo a pocas cuadras. Hasta allí fue la oficial en su vehículo para insultarlo e increparlo. En el auto se encontraban junto con ella una amiga y sus hijos. Tras varios gritos, huyó sola.

Sin embargo, las cosas no terminaron ahí, porque tras la denuncia del marido se solicitaron pericias. 

Además, la mujer se presentó ayer a su trabajo luego de ausentarse varias horas y fue trasladada a la comisaría Décima, donde se le notificó el secuestro de su arma y la desafectación al servicio, ordenado por Asuntos Internos.

Otros oficiales desvinculados

Dos agentes de la Policía Local de Mar del Plata fueron separados de sus cargos durante la última semana por haber presentado títulos secundarios falsos para ingresar a la fuerza de seguridad. “El Ministerio de Educación detectó la situación y comunicó que los títulos eran apócrifos”, indicó el jefe de la fuerza de la ciudad balnearia, Fernando Telpuk. Se trata de un hombre y una mujer que eran parte de la primera camada de egresados. 

Otro caso que se hizo conocido fue el del efectivo que tomaba cocaína en el patrullero, el cual salió a la luz a través de un video. El protagonista se llama Ernesto Morales e ingresó a la fuerza hace poco más de un año.