La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 64%

Atacó a cuchillazos a un oficial

Un joven de 19 años terminó tras las rejas al intentar matar a un policía en City Bell. Antes, había golpeado a su expareja

Diferentes episodios de violencia familiar y vecinal durante la madrugada de ayer en nuestra región tuvieron en constante movimiento a la cúpula policial, dejando como saldo dos personas heridas y una aprehendida. 

El hecho más grave se registró a las 3 en un domicilio de diagonal San Martín entre 6 y 7, del barrio Savoia de City Bell, donde un joven de 19 años amenazaba con un cuchillo a una mujer de 20. Miembros del Comando de Patrullas, coordinado por Ricardo Astopini, llegaron al lugar y, al verlos, el agresor se abalanzó sobre ellos, arrojando puñetazos y patadas. Si bien no llegó a lesionar a los uniformados, abolló la puerta delantera del lado del acompañante del móvil. 

Luego, el agresor ingresó otra vez a la vivienda y salió al rato con una cuchilla, con la que le tiró “varios puntazos” a uno de los oficiales, según un calificado vocero. Finalmente, lograron reducirlo y esposarlo, llevándolo a la comisaría Décima bajo los delitos de “lesiones agravadas por el vínculo, resistencia a la autoridad y daños calificados”. 

Con la situación controlada, la víctima contó que el atacante era su expareja, que entró por la fuerza a la finca y comenzó a golpearla en todo el cuerpo, para a continuación intentar llevarse a la hija de ambos. La joven, pese a las lesiones, se encuentra fuera de peligro. 

Vecino violento

En tanto, un hombre fuera de sí atacó, por causas que tratan de establecerse, a una mujer de 28 años, de nacionalidad paraguaya, en 117 entre 613 y 614. Fue el esposo de la damnificada quien, al regresar a su hogar, descubrió lo que había pasado y se comunicó con el 911. 

“La señora nos dijo que fue atacada por un sujeto que vive al lado, aunque no quiso dar muchas precisiones. Contó que le propinó un golpe y luego se fue”, narró una fuente de la fuerza.

Con una herida cortante, la mujer fue trasladada en un patrullero al Policlínico San Martín, ante la demora de la ambulancia. Allí fue recibida en la sala de guardia, donde se la asistió y se corroboró que se encontraba en buen estado de salud. 

Ahora la Justicia está detrás del agresor, sobre quien recaerá la figura legal de “lesiones”.