La Plata
Martes 23 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 15°H 82%

Confirmaron fallo que condenó al dueño de perro asesino

Lo resolvió el Tribunal de Casación bonaerense respecto de un caso de abril de 2016. El animal había matado a un nene de dos años en la localidad de Alejandro Korn

La Sala I del Tribunal de Casación bonaerense confirmó la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal nº4 de La Plata que, en abril de 2016, condenó a ocho años de prisión a Horacio González, dueño de un perro pitbull que mató a un niño de dos años en la localidad de Alejandro Korn.

“El acusado dejó un perro pitbull amarrado con una soga de metro y medio de longitud (lo que otorgaba al animal un considerable margen de desplazamiento) sin collar de ahorque y sin bozal, al volante de un automóvil estacionado en la vía pública y cuya puerta se encontraba abierta”, dijeron los jueces en el fallo. 

En este marco, los magistrados Ricardo Maidana y Daniel Carral tuvieron en cuenta el informe confeccionado por la Dirección de Veterinaria del Ministerio de Seguridad de la 

Provincia, donde se establecía que el animal era “potencialmente peligroso”. A la vez, recordaron la declaración del imputado durante la audiencia: “Jamás até un perro ahí porque yo sabía que esto podía pasar”. 

“González era consciente de la clase de peligro que creaba al dejar al animal en ese lugar y en las condiciones detalladas. Por un lado, porque se dedicaba a la cría y cuidado de ese tipo de perros; por el otro, pese a su negativa, porque ya había tenido problemas relacionados con el comportamiento manifestado por dichos animales, mostrando su indiferencia al respecto”, señalaron los jueces.

“La presencia de un balde de agua en la vereda junto a la puerta del auto, resulta incompatible con la aseveración del acusado en cuanto que había dejado al animal amarrado “provisoriamente”, fundamentaron los magistrados. Agregaron que “también merece ponderarse que González sabía de antemano que había niños pequeños en el barrio que usaban el automóvil (en el cual había dejado amarrado al perro) para jugar”. 

Por ello, Maidana y Carral resolvieron que “no quedan dudas en torno a que el imputado se había decidido en contra del bien jurídico vida. Él puso las condiciones del riesgo, representándose el posible resultado, sin embargo se mostró indiferente al dejar el asunto librado al azar”. 

El fallo del TOC nº 4 sentó un precedente respecto de la responsabilidad del dueño de un perro, por “homicidio simple con dolo eventual”. Ahora, el defensor de González, que se encuentra en libertad, podrá presentar un recurso extraordinario ante la Suprema Corte contra la sentencia del Tribunal de Casación.