La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 22°H 68%

Conmoción en el país: fue hallada muerta Micaela García

La joven, buscada desde hace una semana, había sido vista por última vez al salir de un boliche. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. Hay un detenido   

Micaela García, la joven que estaba desaparecida desde hacía una semana, cuando salió de un boliche, fue encontrada asesinada entre pastizales en la ciudad entrerriana de Gualeguay, a siete kilómetros de la Ruta Nacional 12 y a ocho de donde antes se había encontrado su ropa, informaron fuentes policiales.

Las sospechas recayeron sobre Sebastián Wagner, quien había sido condenado por dos violaciones y estaba en libertad condicional. Este fue detenido la noche del viernes en Moreno y tras su arresto, según los investigadores, dio indicios de dónde hallar a Micaela, quien apareció muerta el sábado por la mañana. 

El cuerpo de Micaela estaba en una zona de malezas a la vera de un camino rural, a la altura de la estancia Seis Robles, en las afueras de 

Gualeguay. A unos kilómetros de allí, en un lugar denominado Sección Chacras, la Policía había encontrado algunas pertenencias de la joven, entre ellas su pantalón, sus sandalias y sus llaves.

“El dolor nos tiene que servir para cambiar la sociedad”, dijo Néstor García, el padre de Micaela, quien se mostró confiado en que habrá justicia por el femicidio de su hija. Además, fue claro en su mensaje de que “no se debe hacer justicia por mano propia”. Y concluyó: “Vamos a vivir para tratar de lograr una sociedad más justa, como pretendía Micaela”. 

La víctima estudiaba para ser profesora de gimnasia. Sus inquietudes la llevaron a la militancia política y los fines de semana ayudaba en un comedor. En las redes sociales muchos remarcaron su compromiso social. Además, circuló una imagen donde se le veía con una remera con el lema “Ni una menos”. 

Sebastián Wagner, el principal sospechoso del crimen, se encontraba en libertad condicional: había sido condenado a 9 años por dos violaciones, pero luego fue liberado por el juez Carlos Alfredo Rossi, pese a que el Servicio Penitenciario recomendaba que lo mantuvieran preso.

Los investigadores dijeron que Wagner tenía el modus operandi de deshacerse de las vestimentas de sus víctimas en la vía pública luego de abusar de ellas. Según fuentes policiales, intentó suicidarse al ver a los policías que llegaban a detenerlo.

Por último, y según informó el jefe de Policía de Entre Ríos, el cuerpo estaba sin ropa y en avanzado estado de descomposición. Se esperan los primeros resultados de la autopsia.