La Plata
Miércoles 24 de mayo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 16°H 93%

Falleció el hombre baleado en San Carlos

Se trata de Javier Brava, quien había sido atacado el pasado martes por delincuentes que le sustrajeron su moto cuando regresaba de trabajar

Javier Brava, el vecino de 54 años oriundo del barrio San Carlos que fue baleado el pasado martes por tres delincuentes que le robaron su motocicleta, falleció ayer durante las primeras horas de la madrugada en una sala del Policlínico San Martín, donde se encontraba peleando por su vida.

Según argumentaron fuentes policiales, el deceso se produjo debido a las complicaciones de salud relacionadas con la magnitud de la herida recibida durante el asalto. Si bien su estado era por demás delicado, los voceros agregaron que las afecciones cardíacas y pulmonares que tuvo durante su internación jugaron un papel fundamental en el fatídico desenlace.

Brava se hallaba internado en estado de coma e inestable. Sin embargo, en un primer momento los oficiales que lo asistieron tras el episodio habían informado que su vida no peligraba, más allá de haber perdido una considerable cantidad de sangre. De esta manera, el hombre había sido derivado al nosocomio desde donde habían asegurado que las próximas horas serían de vital importancia a la hora de establecer la evolución del paciente.

Trascendió, además, que en los momentos previos a su muerte los auxiliares médicos evaluaban practicarle una amputación en la pierna en la que recibió el impacto de munición de escopeta, aunque esto no pudo ser posible.

El hecho

Tal como informó oportunamente este medio, el trágico episodio tuvo su inicio el último martes, cerca de las 17.30, en 145 entre 45 y 47, cuando tres delincuentes que se desplazaban en un Chevrolet Corsa color gris, sin patente, interceptaron a Brava para robarle su moto Honda Falcon de 400 cilindradas mientras se trasladaba desde el trabajo hasta su casa.

En el afán de sustraerle el rodado, los malvivientes lo chocaron por detrás y, una vez que cayó al asfalto, le dispararon con una escopeta 12/70 en su pierna derecha, debajo de la rodilla. Mientras la víctima quedó tendido a un costado de la calle, los agresores huyeron en ambos rodados en dirección a Los Hornos. Su paradero es aún desconocido, pero las autoridades se han volcado a la búsqueda.

Familiares y amigos de Brava creen que lo único que querían los ladrones era la motocicleta, ya que no se llevaron ni el celular ni dinero del damnificado. A su vez, consideraron que el hecho de llegar a disparar se debió a “una locura de ellos”, ya que piensan que el hombre no se resistió al robo. Luego de esta secuencia, personal de la DDI La Plata trabaja en la investigación.