La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 22°H 68%

Feroz tiroteo en Los Hornos

Tres delincuentes que venían de un robo en un lavadero de autos se enfrentaron con la Policía. Dos de ellos terminaron tras las rejas, mientras que el tercero logró huir

Un peligroso tiroteo entre policías y ladrones en Los Hornos no arrojó heridos de casualidad, mientras que dos de los tres delincuentes terminaron apresados, señalaron ayer desde la fuerza. 

Los malvivientes habían ingresado cerca de las 19 del viernes a un lavadero de autos, aprovechando que no había nadie allí . Se apoderaron de una cafetera y de un equipo de música, que envolvieron con una frazada. 

Al escapar, llegó el sereno, de 23 años (que también vive ahí), vio la reja de la puerta forzada e inmediatamente a los ma-leantes, que ya estaban huyendo. Este se comunicó con el 911 y personal de la comisaría Tercera, al mando de su titular Ezequiel Sánchez, fue tras los causantes, con el apoyo de otras fuerzas. 

 Rápidamente lograron dar con dos de ellos, iniciándose una persecución en la que se capturó a uno de los ladrones en 80 y 139, luego de haber arrojado al suelo los elementos sustraídos. Se trata de un joven de 18 años, domiciliado a dos cuadras de allí. 

Elementos incautados 

Uno de sus cómplices, en tanto, no se entregaría tan fácil y, al verse rodeado, sacó un arma de fuego de entre sus ropas y disparó hacia el personal policial. Uno de los oficiales, de un año de antigüedad, repelió el ataque con su pistola reglamentaria, aunque “apuntó hacia el piso, para hacer que el delincuente deponga su actitud”. 

El caco atravesó un alambrado y siguió corriendo, pero lo detuvieron en 140 entre 79 y 80. Al identificarlo, se supo que tiene 22 años y que también es del barrio. De hecho, la víctima reconoció a ambos asaltantes.

En su poder se incautó un celular, mientras que los uniformados juntaron del piso el equipo de música y la cafetera, trasladando todo a la comisaría. Por su parte, el tercer maleante logró huir.

El arma utilizada por el malhechor no fue encontrada pese a un intenso rastrillaje realizado en la zona, mientras que la fiscalía penal de turno decidió no incautar la del policía. Se abrió una causa por los delitos de “tentativa de robo, resistencia a la autoridad y abuso de arma”, y ambos involucrados deberán prestar declaración testimonial.