La Plata
Jueves 27 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 16.5°H 59%

Golpe a local de ropa deportiva: armados, robaron 50.000 pesos

Sucedió en un outlet de Camino Centenario entre 510 y 511. Dos delincuentes atacaron a los empleados y escaparon sin ser identificados

En un breve pero efectivo ataque a un outlet de la marca deportiva Puma, delincuentes armados escaparon con cerca de 50.000 pesos en efectivo, tras agredir y amenazar a tres de los empleados del local.

El hecho se produjo ayer, alrededor de las 14, en el negocio ubicado en Camino Centenario entre 510 y 511. Diego Díaz, una de las víctimas del atraco, le comentó a la Policía: “Dos muchachos ingresaron al lugar para preguntarnos a mí y a mis compañeros sobre los horarios de apertura y cierre del comercio y las ofertas que bridamos. Cuando fuimos a abrirles la puerta, nos empezaron a golpear y a amedrentar”.

Según voceros, los asaltantes extrajeron armas de fuego de sus ropas, con las cuales apuntaron a los presentes en busca de dinero y mercadería. La situación se puso aun más complicada cuando uno de los malvivientes comenzó a pegarle en la cabeza al personal del local, gritando y exigiendo plata. 

Los ladrones se alzaron con cerca de 50.000 pesos en efectivo y algunos objetos del local antes de darse a la fuga sin poder ser identificados. Malheridos, los jóvenes atacados llamaron al 911 para dar aviso a las autoridades. Posteriormente, un móvil del Comando de Patrullas, al mando de Ricardo Astopini, acudió para corroborar la denuncia.

Tanto Díaz como Joaquín Martínez y Pablo Gómez, los otros dos heridos, fueron trasladados en un patrullero al Hospital San Roque de Gonnet, debido a la tardanza de la ambulancia. Allí fueron atendidos por los auxiliares médicos del nosocomio, que les realizaron las curaciones necesarias, manifestando que las lesiones no revestían gravedad.

Tomó intervención la Unidad Funcional de Instrucción en turno del Departamento Judicial de La Plata, caratulando el hecho como “robo calificado y lesiones”. Ahora, los investigadores analizan las cámaras de seguridad del negocio para lograr identificar a los malvivientes.