La Plata
Viernes 28 de abril de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 49%
Tras una larga agonía

Murió el chico que se accidentó contra la piedra fundamental

Estuvo agonizando casi tres semanas, pero las heridas eran tan graves que los médicos no pudieron salvarle la vida. Por el choque también había fallecido, de manera casi instantánea, una joven de 20 años

La lucha duró 19 días, pero el milagro no llegó y los siniestros viales se cobraron una nueva víctima en nuestra ciudad. El joven que se había accidentado en la Plaza Moreno al chocar contra la piedra fundamental, cuando manejaba una moto a alta velocidad, perdió finalmente la vida ayer, en el nosocomio donde se encontraba internado, informaron fuentes policiales, judiciales y médicas. 

Gonzalo Díaz, de tan solo 20 años, pereció en el Policlínico San Martín, donde los médicos hicieron todo lo posible para salvarlo. Como había publicado este medio en su edición del 1º de marzo, el incidente vial se había registrado sobre la plaza, a metros de la Catedral, cuando el joven conducía una Honda Tornado XR de 250 cilindradas. Junto con él iba una mujer, identificada como Micaela Ricart, de la misma edad. 

Los investigadores todavía desconocen qué fue lo que quiso hacer el joven, una pregunta que seguramente ya nadie podrá responder. 

Los detalles del horror 

El muchacho, en una acción imprudente, aceleró a toda velocidad en sentido hacia el centro de nuestra ciudad, habiendo partido desde el mástil emplazado en la vereda de la Municipalidad. Eran las 6.55. Con su acompañante pasaron junto a tres peatones, a quienes no atropellaron de casualidad, y siguieron camino. Recorrieron un total de 108 metros a una velocidad aproximada de 60 kilómetros por hora y, a diez metros de donde terminaron impactando, el conductor perdió el control del rodado, seis segundos después de haber iniciado el recorrido. 

“No sabemos si no vio el monumento o si quiso asustar a la chica adrede, para hacerle sentir adrenalina”, le contó en su momento a Trama Urbana un investigador. Lo cierto es que Díaz volanteó de manera brusca hacia la izquierda y ambos salieron despedidos, recorrieron la distancia que los separaba de la piedra fundamental, una pared de 70 centímetros de concreto, e impactaron de manera brutal contra esta. Cada uno de los pasos quedó registrado en los registros fílmicos a los que este medio tuvo acceso. 

De inmediato, agentes policiales del Comando de Patrullas La Plata y sus pares de la comisaría Primera se acercaron al lugar, vallaron la zona y convocaron a la fiscalía penal en turno y a los peritos de la Policía Científica, quienes llevaron a cabo tareas de planimetría, mecánicas y fotográficas. 

La joven murió prácticamente en el acto, sin llegar a recibir asistencia médica. Él, en tanto, agonizó hasta las 10 de ayer y, una vez fallecido, su cuerpo fue trasladado desde el nosocomio de 1 y 70 hasta la Morgue judicial para ser sometido a la operación de autopsia.