La Plata
Jueves 23 de marzo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 22.5°H 83%

Policía asesinó a su pareja y se quitó la vida

Sucedió ayer a la tarde, en el barrio El Carmen de Berisso. Según las fuentes, ambos habrían mantenido una discusión antes del hecho. El hombre le disparó a la joven con su arma reglamentaria, aparentemente, enfrente de sus hijos

Un oficial subinspector de la Policía asesinó a balazos a su pareja, también agente de la fuerza, luego de protagonizar una discusión en una vivienda del barrio El Carmen de Berisso, ayer por la tarde.

El trágico episodio se produjo alrededor de las 18, en un inmueble ubicado en 129 entre 95 y 96, propiedad de los fallecidos. Según comentaron voceros policiales, minutos antes del fatal desenlace, se habría generado un enfrentamiento entre ambos, vía telefónica. El hombre, identificado como Daniel Urbano (36), se encontraba prestando servicio en la Escuela de Policías Coronel Julio Dantas, y acudió inmediatamente al domicilio luego de discutir con su novia, Mariquena Badel (22).

Al arribar al lugar, el sujeto se encerró junto con la chica en la habitación, extrajo su arma reglamentaria y disparó contra ella. Luego de corroborar su deceso, el hombre se quitó la vida de un tiro en la cabeza.

Los familiares de la joven, que viven en el mismo terreno, sintieron los estruendos y acudieron para ver qué era lo que había sucedido, encontrando a la pareja tendida sobre la cama, completamente ensangrentada. 

Los investigadores creen que el hecho habría sido premeditado por Urbano, teniendo en cuenta el modo de operar. Badel fue hallada desplomada, boca abajo, pero los pesquisas aún no pudieron establecer el número de disparos que recibió.  

Por su parte, los vecinos de la pareja se mostraron anonadados por el episodio, y comentaron que “ella era muy buena” y que “vivió toda su vida en el barrio”. En relación al asesino, aseguraron que no lo conocían, más allá de haberlo visto dos o tres veces.

Por último, los peritos mencionaron que la pareja tenía una hija en común, de un año, que, al momento del hecho, se encontraba en la vivienda, lo mismo que otra niña de 2 años y medio, hija de la muchacha.  

Tomó intervención el personal de la comisaría Tercera y agentes del Comando de Patrullas, todo supervisado por el jefe departamental, Diego Bravo.