La Plata
Jueves 27 de julio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 20°H 72%

Se cumplió una semana del brutal femicidio de Punta Lara

A siete días del episodio, Trama Urbana presenta una cronología de los hechos más relevantes. Desde el asesinato de Emma Córdoba y el abuso de su amiga hasta la marcha realizada por vecinos pidiendo justicia. Un suceso que generó un verdadero cimbronazo en una tranquila comunidad

A siete días del brutal femicidio de Punta Lara, familiares y allegados de las jóvenes atacadas continúan con el pedido de justicia a las autoridades responsables, exigiendo que se declare la emergencia nacional en términos de violencia de género. 

Hasta el momento, la causa tiene un único detenido, Ariel Osvaldo Báez (23), acusado de haber asesinado a María Emma Córdoba (26) y de haber abusado y agredido salvajemente a su amiga, A. G. (25). A continuación, una cronología de los hechos desde la fatídica madrugada del sábado 8 de julio hasta la marcha del pasado viernes en reclamo de justicia.

 Madrugada de terror

Sábado 8. El trágico episodio se registró cerca de la 1.30, en la casa que Emma, una estudiante de Medicina, tenía en 126 entre 5 y 7. En ese momento, el asesino sorprendió a su amiga, A. G., cuando la joven abrió la puerta para que entraran los perros de la dueña del hogar. 

Tras abalanzarse sobre ella y amenazarla con un arma de fuego, el hombre ingresó y preguntó incesantemente por la expareja de la propietaria, debido a que ambos tendrían conflictos de vieja data.

Mientras esperaba por él, el sospechoso maniató a las chicas y procedió a abusar de ellas. Según los voceros consultados, Emma intentó sacarle la pistola y el femicida reaccionó “pegándole reiteradamente en la cabeza, sujetándola con cables y envolviéndola con una sábana, con la que a su vez la amordazó”. Después, golpeó a ambas “con un elemento contundente, agarró un aerosol y lo activó con un encendedor, prendiendo fuego una frazada”. Luego bajó las escaleras junto a ellas y “les pegó con el filo de una pala, para matarlas”. A. G. “se quedó quieta y él la agredió con más saña y durante más tiempo”. A raíz de la golpiza, Emma falleció.

Tras cometer el aberrante hecho y creer que había asesinado a las dos chicas, el sujeto incendió el inmueble y escapó rápidamente hacia su casa con pertenencias de las víctimas. A. G. logró salir y pedir ayuda, dando datos precisos sobre su agresor, Ariel Báez, el cual terminó siendo detenido por el personal policial.

Días posteriores

Domingo 9. Luego de quedar a disposición de la Fiscalía nº 7, a cargo de la doctora Virginia Bravo, el único detenido hasta el momento se llamó a silencio, negándose a prestar declaración. Ese mismo día, la expareja de Emma, bajo una crisis de nervios y sin decirle a nadie, decidió irse de la ciudad para escapar de la locura mediática que lo rodeaba. Sus familiares iniciaron una desesperada búsqueda que finalizó el día siguiente, cuando el muchacho se comunicó desde la provincia de Mendoza, aclarando que se encontraba en buen estado de salud pero que necesitaba “aclarar su cabeza”.

Lunes 10. Una multitud se congregó durante la tarde en las puertas de la Facultad de Medicina de La Plata para pedir justicia por el asesinato de Emma. Los presentes se movilizaron hasta la Gobernación, donde exigieron a las autoridades la prisión perpetua para Báez, además de la declaración de “emergencia nacional contra la violencia de género”.

La declaración de Báez

Miércoles 12. Finalmente Báez declaró ante la fiscal de la causa. Se desligó del hecho e imputó a un conocido suyo. Juró que no tenía problemas con la víctima ni con su novio: “A él solo me lo cruzaba de vez en cuando y a ella no la veía todos los días”. Las autoridades consideraron contradictorios sus dichos, dejándolo detenido.

Jueves 13. La expareja de Emma se presentó ante la doctora Virginia Bravo para prestar una declaración testimonial y, según fuentes calificadas, su relato “no mostró fisuras”. Teniendo en cuenta sus dichos, la fiscal lo desvinculó totalmente del caso.

Viernes 14. En esta oportunidad, fueron los vecinos de Punta Lara quienes decidieron organizar una segunda marcha, a la que se sumaron compañeros de la fallecida y miembros del centro de estudiantes de la Facultad de Medicina y de otras casas de altos estudios. 

La movilización se dio en reclamo de justicia por la joven estudiante de Medicina y su amiga. Asimismo, esta última recibió el alta médica en el Hospital Cestino, donde se encontraba internada.

El crimen que conmocionó a la región, día por día 

8 de Julio Asesinato de María Emma Córdoba, abuso sexual y tentativa de homicidio en perjuicio de A. G. y detención de Ariel Osvaldo Báez, sindicado autor de los hechos

9 de julio El implicado se negó a declarar ante la fiscal. Desaparición de la expareja de Emma

10 de julio  Marcha de familiares de las víctimas en reclamo de justicia. Aparición de la expareja de Emma

12 de julio Declaró Báez

13 de julio La expareja de Emma prestó declaración testimonial ante la fiscal

14 de julio Marcha en Punta Lara, organizada por vecinos. Alta médica para A. G.