La Plata
Viernes 23 de junio de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 24°H 64%

Sigue grave la policía baleada en La Loma

Un vocero de la fuerza dijo que no podría volver a caminar por la lesión que presenta en la médula. A dos semanas del hecho, continúa con respirador artificial

Dos semanas atrás, la vida de la subteniente Alicia Arce cambió para siempre cuando, cumpliendo con sus funciones en el Comando de Patrullas La Plata, recibió un disparo en el rostro durante una entradera en una casa de La Loma. Desde ese domingo 4 de junio se encuentra internada en grave estado en el Hospital Italiano, con respirador artificial y con un complicado estado general, pese a que se mantiene estable. 

Un vocero de la fuerza dijo que en las últimas horas se conoció un nuevo parte médico que habla del gravísimo cuadro de situación por el que pasa la mujer, de 37 años y madre de un nene de 8. “Ya no va a volver a caminar porque tiene la médula destrozada; va a estar de por vida con tratamientos kinesiológicos”, expresó, agregando que “aún no puede respirar por sí misma, solo con la ayuda de la máquina; sin ella, no sobreviviría”. 

Añadió que “esto nos parte el alma, lo sentimos porque es nuestra hermana, pero no tenemos que bajar los brazos en nuestras cadenas de oración, no tenemos que perder  la fe”. En ese sentido, sus compañeros, jefes, familiares y allegados ya realizaron una misa en la Catedral el pasado 8 del corriente y días después protagonizaron un abrazo simbólico en el nosocomio donde permanece alojada. 

“Necesitamos de la sociedad, de todos, porque nuestra heroína quiere seguir viviendo y la tenemos que ayudar en esta batalla, orando por ella”, finalizó. 

Otra fuente, en tanto, relató que “todavía no se le pudo hacer una tomografía para saber si volverá a caminar. Esta semana esperamos trasladarla al Instituto Fleming, en Capital Federal”.

Dos detenidos 

Por el hecho ya están detenidos los dos delincuentes involucrados. Uno, de 34 años y que gozaba del beneficio de salidas transitorias luego de haber intentado matar a una persona, fue apresado el mismo día del ilícito, ya que en el tiroteo recibió dos disparos. A su cómplice, de 19 años, lo capturaron los detectives de la DDI en un galpón de 521 entre 158 y 159, el pasado viernes. Sobre ambos pesan los delitos de “robo agravado en grado de tentativa” y “homicidio agravado criminis causa en grado de tentativa”.