CLASICO PLATENSE

Comienza una nueva semana clásica

El próximo domingo, por la primera fecha del campeonato de la Liga Profesional, Estudiantes y Gimnasia serán protagonistas de un nuevo derbi platense y, desde hoy, los planteles comenzarán a trabajar en sus respectivos predios. Al mismo tiempo, ambos clubes se ocupan en el mercado de pases para reforzar sus equipos.

Una final en la primera fecha del torneo. El próximo domingo 5 de junio a las 16.30, Estudiantes y Gimnasia protagonizarán un nuevo clásico platense, en la primera jornada de la Liga Profesional. Un derbi en una fecha inusual, aunque no menos importante. Un encuentro que se vivirá como uno aparte del certamen doméstico que dará inicio el próximo fin de semana.

Se viene el partido más importante en la vida futbolística de la ciudad de La Plata y, como es habitual, el diario Hoy empieza a palpitarlo a la par de los planteles. En tan solo seis días, el Pincha y el Lobo se volverán a cruzar las caras para una nueva edición del Clásico Platense, esta vez con el aliciente de que será en el estadio Jorge Luis Hirschi y con público. Las últimas dos veces se disputaron en el Bosque, mientras que en Uno se disputó durante la pandemia y a puertas cerradas para los hinchas albirrojos.

Hoy comienzan a vivirlo las plantillas y, por el lado del local, el equipo de Ricardo Zielinski regresará por la tarde a los entrenamientos en el Country Club de City Bell. El Ruso empezará a trabajar en el equipo de cara al domingo y, al mismo tiempo, los dirigentes tendrán la difícil tarea de trabajar en el mercado de pases. Luciano Lollo ya puso el gancho, y ahora resta que lo haga Benjamín Rollheiser.

Por el lado del Lobo, el equipo de Pipo Gorosito volverá a los entrenamientos en la mañana de hoy, después del fin de semana libre, para comenzar a entrar en el terreno de una de las semanas más importantes del año.

Inmerso en el mercado de pases, donde de a poco va teniendo novedades concretas respecto a algunas negociaciones, Néstor Gorosito buscará romper el maleficio del Albiazul que no gana un derbi hace 12 años, sumado a que también quiere que la tercera sea la vencida ya que los otros dos enfrentamientos que estuvo en el banco Mens Sana fueron empates.

De esta manera, Pipo emprenderá rumbo en esta semana muy importante, donde el equipo parece que no sufrirá muchas modificaciones respecto al 11 que jugó el miércoles pasado por la Copa Argentina. Pero confía en una rapidez para, al menos, tener una cara nueva en estos días y así poder sumar la primera llegada en el mercado de pases.

Noticias Relacionadas