Maradona acepta bajarse el sueldo para seguir en el Lobo, pero esperan que primero Pellegrino cumpla con su palabra

Desde el entorno de Diego hay malestar por el incumplimiento de algunos acuerdos privados que nunca se terminaron de saldar. Además, existe una deuda millonaria, correspondiente a tres meses de trabajo.

Que Diego Maradona quiere seguir siendo el técnico de Gimnasia, nadie lo duda. Es más, a esta altura es el entrenador y tanto su entorno, los que están impulsando una renovación del contrato, como la dirigencia saben que dependerá mucho de que se termine de saldar la deuda con el actual cuerpo técnico.

De acuerdo a la información exclusiva a la que accedió el diario Hoy, el actual entrenador y sus colaboradores están dispuestos a bajarse el contrato con tal de seguir ligados a la institución después del 31 de agosto, cuando se termine el vínculo que se firmó durante el primer año de trabajo entre ambas partes.
Sin embargo, desde el entorno de Diego no quieren relegar el tiempo trabajado y pretenden cobrar una vieja deuda, antes de sentarse a negociar los nuevos términos para seguir por el mismo proyecto deportivo hasta el año que viene.

Según pudo saber este medio, la deuda sería de tres meses de sueldo (entre febrero y abril), que representa una suma de siete cifras en pesos y afecta a todo el cuerpo técnico.
Además, de acuerdo a lo averiguado por el diario Hoy, hay operaciones de intermediación con el empresario Christian Bragarnik que nunca se pagaron, y que el representante de Maradona pretende saldar como parte del trabajo realizado en las llegada de los últimos refuerzos. En este punto, cabe señalar que el club sí pagó intermediaciones al mismo empresario por los arribos de jugadores como Jorge Broun, Paolo Goltz y Lucas Barrios, pero aún resta el pago por el trabajo realizado respecto a otras operaciones.

Al mismo tiempo, se está aludiendo a una vieja deuda con un empleado que trabaja al lado de Maradona. A esa persona se le había prometido un sueldo fijo, pero hay dos versiones al respecto: desde la dirigencia del Lobo aseguran que cobró desde septiembre hasta febrero, pero desde el entorno del “10” consideran que hay un faltante de pago. Las dos partes coincidieron en que el ayudante del DT se mostró muy generoso con el club para dejar de percibir el sueldo desde que arrancó la pandemia, pero que la deuda está registrada y existe.

Desde la dirigencia sostienen que las deudas no son tan grandes, y que hay diálogo permanente entre Maradona, el presidente y uno de sus vices de mayor confianza. Por otro lado, desde el entorno de Diego confirmaron esta versión, aseguraron que hay voluntad de llegar a un acuerdo, pero que es imposible pensar hacia adelante sin atender lo que quedó atrás. “Si arreglamos ahora, cuándo cobramos lo que nos deben”, comentaron a este diario allegados al excapitán de la Selección Argentina.

Durante las últimas dos semanas, desde la dirigencia se encargaron de aclarar que la relación entre Maradona y Pellegrino sigue siendo buena, pero allegados al técnico expresaron que se terminó el tiempo de charlas y hay que cobrar lo adeudado.

Seguir leyendo...

“Estamos hablando, hay voluntad, pero no queremos que nos sigan caminando”, expresaron en alusión a la tardanza para cumplir con lo pautado.

La negociación está en marcha solo porque Maradona no ha perdido la paciencia y quiere seguir en Gimnasia. Pero ya hay voces disidentes en el entorno del “10” que off the record afirman que Pellegrino llegó a la presidencia gracias a que el actual DT se puso una gorrita con el lema Pellegrino presidente, cuando el socio Mariano Cowen encabezaba las encuestas para llegar a la presidencia en noviembre del año pasado. “Hay gente que en tres meses se olvida de las cosas o pierde la memoria…”, remarcaron desde el entorno del astro.

Por su parte, desde el club, al ser consultados por este diario, confirmaron una propuesta para refinanciar la deuda con el cuerpo técnico y su entorno.
De 1 a 10, esta negociación está en un punto intermedio…

Licht, a un paso de acordar

La dirigencia de Gimnasia reconoció ayer que están avanzadaslas charlas para extender por última vez un contrato con Lucas Licht, para que se retire en el club, cuya vinculación finalizará el 30 de junio de este año.

El cuñado de Morla, dispuesto a refinanciar 

Maximiliano Pomargo es el cuñado del abogado Matías Morla y trabaja como asistente de Diego Armando Maradona en Gimnasia. Había acordado un contrato con el club, que en un principio se había interpretado como que tenía que absorberlo el propio Maradona. Cobró hasta el inicio de la pandemia y ahora está dispuesto a refinanciar la deuda.