Murió Gianluca Vialli, leyenda del fútbol italiano

El delantero que supo defender los colores de la Juventus y la Selección de Italia falleció en Londres a los 58 años a raíz de un cáncer de páncreas

En la jornada de ayer una triste noticia sacudió al mundo del fútbol. El italiano nacido en Cremona, Gianluca Vialli, falleció a la edad de 58 años tras luchar contra el cáncer de páncreas desde el 2017.

El mítico delantero de la Selección italiana y de clubes como Cremonese, Sampdoria, Inter, Juventus y Chelsea tuvo una complicada situación de su enfermedad en los últimos días, por lo que el 15 de diciembre del 2022 se vio obligado a abandonar su cargo en la Nazionale como jefe de la delegación.

La noticia fue confirmada por la Federación Italiana de Fútbol. “Gianluca no lo logró, falleció hoy a los 58 años luego de una larga enfermedad, luchó siempre de frente, con dignidad y con toda la familia azul para darle fuerzas en un momento de silencioso pero enorme sufrimiento. El fútbol italiano no solo está de luto por el jefe de la delegación de la Selección: está de luto por un gran hombre, que ya antes había sido un gran delantero y un apreciado entrenador”, esbozó el comunicado.

Desde hace cinco años, cuando fue descubierta su enfermedad, se sometió a 17 meses de sesiones de quimioterapia y a una operación. En diciembre de 2021, confirmó en una entrevista en The Times de Inglaterra que seguía luchando contra el cáncer: “El huésped no deseado, como yo lo llamo, todavía está conmigo. En este momento estoy en modo de mantenimiento. El tumor todavía está allí. A veces se nota más, otras menos”.

Sin lugar a dudas, Vialli fue un excepcional delantero, quien acumuló un registro de 259 goles en 673 partidos en sus clubes. Con el seleccionado italiano disputó 59 partidos y anotó 16 goles entre 1985 y 1992.

Comenzó su carrera como profesional con la camiseta del Cremonese, para luego dar el salto a la Sampdoria en 1984, donde hizo historia al ganar un Scudetto, tres Copas de Italia, una Supercopa de Italia y una Recopa a lo largo de ocho temporadas. Además, forjó una entrañable amistad con Roberto Mancini. También fue finalista de la Copa de Europa, donde cayeron ante Barcelona en Wembley.

En Juventus tuvo otro destacado paso al levantar cinco trofeos en cinco años: un Scudetto, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia, una Copa de la UEFA y la Champions League de 1996. Su carrera culminó en 1999, después de tres años en el Chelsea de Inglaterra (una FA Cup, una Copa de la Liga, una Recopa y una Supercopa de Europa).

Además, Vialli jugó dos mundiales, en México 1986 y como local en 1990, cuando Italia fue tercera y quedó eliminada al caer ante Argentina, liderada por Maradona, en semifinales en definición con remates desde el punto penal en la ciudad de Nápoles.

Noticias Relacionadas