Negocios turbios, vínculos mafiosos y gerenciamiento encubierto en el rival de Gimnasia

Talleres, manejado por el Grupo Pachuca, que estaría sospechado por su cercanía con los “carteles” de Juárez e Hidalgo, llega a La Plata con la necesidad de ganar tras dos derrotas. El árbitro Trucco, en el ojo de la tormenta

El próximo sábado, por la tercera fecha de la Superliga, Gimnasia enfrentará a Talleres en el estadio del Bosque. El elenco de Córdoba llega a nuestra ciudad con el antecedente negativo de haber perdido en sus dos primeras presentaciones. Sin embargo, es un rival poderoso. Muy poderoso.

Con el arribo del Grupo Pachuca, el conjunto albiazul hizo propia la frase “Futbol y Negocios”, carta de presentación que utiliza la empresa en diferentes medios, ya que creció exponencialmente en materia económica y deportiva. En poco tiempo dejó atrás el duro y competitivo Torneo Federal A para codearse con Boca, River y cumplir el sueño de participar en la Copa Libertadores 2019. 

Sin dudas, el Grupo Pachuca es un auténtico pulpo con incontables tentáculos oficialmente llamados “unidades de negocios”, que tienen al fútbol como principal cabeza y desde donde empezaron a tejer una ingeniería asombrosa e inimaginable para un tipo, Jesús Martínez, que hace 20 años solo tenía gomerías y una pequeña inmobiliaria atendida por la familia, y hoy es el grupo empresario ligado al fútbol mas voraz de América latina.

En este sentido, son cada vez más grande las sospechas que vinculan a Martínez con los carteles de Juárez e Hidalgo, fuentes del inagotable dinero que suele ostentar. 

El desembarco en Córdoba se produjo de la mano de Andrés Fassi, fanático de la T, quien cumplió un sueño en noviembre de 2014 y con cerca de mil votos ganó las elecciones en el club de sus amores, y junto con él llegó el know how del grupo. Inversores de acá, de allá y mas allá, y una forma de conducir el club totalmente personalista en el que todas las decisiones pasan por el presidente.

De todas maneras, para alcanzar el éxito deportivo necesitó socios y contactos. Y fue allí cuando comenzó a tener injerencia el empresario Christian Bragarnik. El nuevo “dueño del fútbol”, hombre cercano al titular de Boca, Daniel Angelici y al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, fue el principal proveedor de jugadores y negocios millonarios que permitieron el ascenso relámpago de la T. 

Con este manto de sospechas que ponen en el ojo de la tormenta al árbitro, Silvio Trucco, Gimnasia deberá medir fuerzas ante un equipo poderoso, que tiene “banca” y al que intentará derrotar con sus arma más noble: la pelota. 

¿Quién es el extrovertido presidente?

Increíblemente Andrés Fassi es el presidente de Talleres de Córdoba, pero a su vez también forma parte de la mesa chica del Pachuca de México, ya que ostenta el cargo de vicepresidente segundo.

Fassi nació en Córdoba hace 56 años en sus inicios fue preparador físico de Belgrano, Racing y Talleres. Después trabajó con Roberto Saporiti en San Lorenzo y llegó a México con él. Cuando se fue, el Sapo lo recomendó y así este personaje se quedó en el Pachuca como entrenador y más tarde fue directivo.

Seguir leyendo...

Cuentan en la intimidad que el titular de la “T” se la pasa en un avión de Argentina a México, y de México a la Argentina. La razón es simple: su familia está allá. “Hace más de 50 viajes por año“, cuentan en el club.