Todo sigue igual en Estudiantes: solo cobran 50% del costo de las plateas

Seguirán recaudando la mitad de los abonos, pero todavía no se definió quién se hará cargo de pagar la confección de la Tarjeta del Deporte para darle bonificaciones a los socios.

Mientras los jugadores esperan definiciones en torno al regreso de los entrenamientos, la Comisión Directiva de Estudiantes define el futuro económico de la institución con decisiones que se fueron tomando en las últimas horas y que tendrán aplicación directa a partir del mes de junio.

Según se supo, se votó para seguir con el modo de cobro del 50 por ciento de los abonos permanentes, más allá de que los plateístas no tendrán posibilidades de concurrir a la cancha por las medidas de aislamiento debido al coronavirus.

La medida afecta a más de 5.800 socios que compraron un abono para todo el año en las plateas de 115 (cerca de 4.000 butacas) y la de 55 baja (unos 1.800 lugares), por los cuales venían pagando un promedio de 1.000 pesos de manera mensual.

Desde abril, a estos abonados se les bajó el 50 por ciento el precio de los lugares que no van a poder utilizar, y la CD evalúa nuevas medidas de compensación para equiparar el gasto. Una de ellas es la implementación de la Tarjeta del Deporte, que consiste en una serie de beneficios y descuentos a partir de la utilización de dicho plástico.
El problema que surgió en los últimos días fue definir quién se hará cargo del pago de la fabricación de las 5.800 tarjetas, que luego serán repartidas entre los socios abonados que pagaron una platea para todo el año.

A priori, la Comisión directiva aceptará la medida de conformar a este grupo de socios con dicho plan, siempre y cuando sea la empresa Experiencia Fútbol la que se haga cargo de la fabricación e impresión de la tarjeta con los datos de cada socio. Desde Experiencia Fútbol, por su parte, consideran que ese costo lo debe pagar el club.

Cabe destacar que entre los beneficios de este plan, está la posibilidad de obtener descuentos de hasta el 5 por ciento en la carga de combustibles, y 15 por ciento en la compra con un tope mínimo de 3 mil pesos en supermercados.

Por otro lado, se confirmó también que los socios del club que estaban adheridos al sistema de pago con débito automático para concurrir al gimnasio Sport Club, en la sede social, pagarán solo el 30 por ciento, ya que no se pueden usar las máquinas, pero sí se pueden recibir clases virtuales.

Lo cierto es que los abonados deberán seguir pagando por los lugares que no van a poder usar, y el índice de pedidos de baja no fue tan alto como para rever esta postura durante los próximos meses.