Durante la cuarentena, en la provincia de Buenos Aires la venta de autos se hundió un 90% y solo mejoró la producción de alimentos

Son consecuencias directas del aislamiento obligatorio y extendido en el distrito, que representa entre el 30 y el 40% de la economía del país.

El patentamiento de autos en la provincia de Buenos Aires cayó 89,3% anual según datos de abril en la provincia de Buenos Aires. El de motos se hundió otro 84,7%. La transferencia de inmuebles, que ya venía en mínimos por la suba del dólar, retrocedió 44,1% anual en marzo. Casi toda la producción industrial del distrito cae a un ritmo de dos dígitos. Son consecuencias directas del aislamiento obligatorio y extendido en el distrito, que representa entre el 30 y el 40% de la economía del país.

Los números surgen de un relevamiento oficial que efectuó el Ministerio de Producción bonaerense. El compilado abarca información del INDEC -el Estimador Mensual de actividad de marzo arrojó una caída del 11,5% anual y del 9,8% contra febrero- y detalles desagregados de las principales industrias de la provincia.

Los únicos números verdes los aporta la producción de alimentos. Con excepción de la faena de ganado porcino (-4,2% anual en abril), la producción de aceite de girasol creció 21,6% y la molienda de trigo, 4,2% en marzo. La faena de ganado bovino aumentó un más moderado 2,4% anual.

Con mayores restricciones y cierres de plantas y comercios, otros sectores se llevaron al peor parte. En marzo, toda la industria metalúrgica de la provincia de Buenos Aires cayó entre 26,3 y 27,4% anual. La venta de nafta retrocedió 13,9% en marzo (con solo diez días de cuarentena estricta) y la refinación de petróleo, 7,4%.

Como consecuencia, la demanda de energía se desplomó. Entre el 19 de marzo y el 6 de mayo, la caída de consumo en los sectores industriales llegó a niveles del 39,2% (área metropolitana) y 41,3% (resto de la provincia), en comparación a la “normalidad” registrada entre el 1 y el 19 de marzo, cuando llegó el aislamiento obligatorio.

En el último mes comenzó el deshielo, pero hasta el 26 de abril, el 96% de las pymes bonaerenses habían registrado caídas en sus ventas, la producción automotriz y autopartista fue nula y solo 2,1 millones de trabajadores estaban habilitados a circular: los que integran los sectores alimenticio y de salud e higiene.

Con la reapertura progresiva de industrias, la provincia destacó que los sectores automotriz y tabacalero, entre otros- volvieron al trabajo bajo protocolos de seguridad. De acuerdo con la información oficial, unas 500 empresas fueron habilitadas para volver a producir. Producción definió con cada municipio, por ejemplo, la manera en que decenas de pymes autopartistas (radicadas en distintos puntos de la provincia) retomaron la actividad.