cultura

Un amargo final

La locandiera fue llevada al cine por el director Paolo Cavara en 1980

En 1776 comenzó a enseñar italiano a la familia real y, cuando también se retiró de eso, consiguió que el rey Luis XVI le asignara una pensión. Pero en 1789 irrumpió la Revolución Francesa, cuando la mayoría de la población se veía en la miseria mientras el lujo y el despilfarro de la nobleza continuaban como si nada ocurriera, y se eliminaron los pagos.

Así Goldoni, con 82 años, cayó en la repentina pobreza y la arrastró durante cuatro años. El poeta y dramaturgo Marie-Joseph Chénier, que fue revolucionario e integrante de comités (entre ellos la Comuna de París) y tribunales, intercedió por Goldoni y logró que a comienzos de 1793 le fuera restituida la pensión antes suprimida. Sin embargo, cuando quiso comunicarlo al interesado, descubrió que Goldoni había muerto el día anterior, en medio de la miseria.

Noticias Relacionadas