Economía enferma: los valores de los medicamentos, sin freno

El acuerdo de precios que firmó el Gobierno con los laboratorios terminó siendo papel pintado: los remedios tuvieron un aumento de 35% entre diciembre y mayo. Los más afectados son los jubilados y pensionados.

La exponencial suba del precio de los medicamentos en el comienzo del año se sentirá duramente en este invierno, cuando los resfríos y las gripes comienzan a sentirse con mayor fuerza. Millones de argentinos se verán complicados y otros literalmente imposibilitados para  conseguir remedios dado que los sueldos no suben al ritmo de la inflación. Pero el golpe más duro será sin dudas para los adultos mayores, porque para ellos tener o no un medicamento puede ser una cuestión de vida o muerte. 

El titular del Sindicato Argentino de Bioquímicos y Farmacéuticos, Marcelo Peretta, aseguró que los Precios Cuidados no se aplicaron en medicamentos: “Hemos registrado incrementos y lo advertimos. No sólo mayo, que ronda el 5 por ciento en medicamentos bajo receta, sino lo acumulado que viene entre diciembre y abril que es de 30 por ciento”.

Además, advirtió que “la suba superó incluso la inflación y se encuentra por encima del incremento de cualquier otro producto”.

Cabe recordar el 24 de febrero, el ministro de Economía Axel Kicillof comunicó la rúbrica de un acuerdo de precios con las cámaras que agrupan a los laboratorios que retrotraía los precios al 31 de diciembre del 2013 y permitiría sólo una suba del 4 por ciento promedio, comenzando a regir en marzo. Sin embargo, la realidad mostró otra cosa.

A confesión de parte…

Para peor, el propio Gobierno admite la suba en sus propias estadísticas. Fernando Blanco Muiño, titular de la Unión de Consumidores de Argentina, señaló a Hoy: “En la misma página del INDEC, en el informe de precios al consumidor desagregado por rubros, que es el que elabora el Ministerio de Economía mensualmente y que tiene el promedio de toda la canasta de productos, ahí figura en febrero un aumento de 12% en los medicamentos”.

“El acuerdo de precios que hubo para retrotraer los precios al 31 de diciembre más allá del papel o del acuerdo al que se llegó, en el mostrador de las farmacias no se ha verificado”, remarcó y agregó que el pacto con los laboratorios “no sólo no tuvo efecto para las mediciones, si no que no tuvo efecto práctico en la vida cotidiana de la gente. Los medicamentos no han bajado”.

En ese marco, el defensor de consumidores aseguró: “esto afecta fundamentalmente a los jubilados y pensionados. No hay que olvidarse que 7,3% millones de argentinos integran la clase pasiva, y la incidencia y el impacto que tienen los medicamentos en el presupuesto de ese sector etario es muy fuerte”.

Peretta: “Los aumentos quedaron consolidados”

Seguir leyendo...

El titular del Sindicato Argentino de Bioquímicos y Farmacéuticos (SAByF), el doctor Marcelo Peretta, aseguró que “si bien en los años previos los aumentos venían retrasados comparados con otros productos, ahora están adelantados y eso es porque los laboratorios lo hacen de modo discrecional y cambian los precios en las computadoras”.

El dirigente gremial también disparó que la canasta en medicamentos que había sido anunciada por el gobierno no es respetada por los laboratorios.

“El Precio Cuidado consistía en llevar los precios a diciembre y aumentarlos como máximo a un 4 por ciento. Eso no se cumplió, y los aumentos quedaron consolidados. Los precios cuando aumentaron quedaron sostenidamente en alza. Y después en mayo se produjo un nuevo aumento con el argumento de que el secretario de Comercio Augusto Costa no los recibió, entonces decidieron ellos en aumentar los precios con esta facilidad que tienen”, apuntó Peretta.

Cámara de la industria alimenticia amenaza con subir precios

La Cámara de Industriales de Productos Alimenticios (CIPA), en boca de su titular Marcelo Ceretti, advirtió que podrían peligrar los “Precios Cuidados” a causa de la medida de fuerza que podrían realizar desde la Federación de Trabajadores de la Alimentación ante la falta de acuerdo en la negociación paritaria que llevan adelante.

"Si hay conflicto, habrá problemas con el abastecimiento y las empresas no podrán cumplir con el programa Precios Cuidados", dijo Ceretti. El viernes el Gobierno prorrogó la conciliación obligatoria, dictamen que pretende sortear lo que parece un paro inevitable por parte del sindicato, que rechazó el ofrecimiento empresario de un incremento del 30% en tres cuotas junto al pago de una cifra no remunerativa. 

Por ahora, la distancia sigue siendo grande entre lo que plantea cada una de las partes, ya que los trabajadores exigen que el básico suba de $6.200 a $9.000, es decir, un aumento del 45% por ciento. El secretario gremial de la entidad sindical, Héctor Morcillo, aclaró que es "falso" y "extorsivo" el planteo de que una huelga de los trabajadores de la actividad vaya a obstaculizar la ejecución del programa Precios Cuidados.