Brutal ataque a un oficial de Policía en Ensenada

Un hombre y una mujer golpearon y apuñalaron a un efectivo en el cuello y el rostro. Momentos antes habían asaltado a un delivery a pocas calles de allí.

Un efectivo de la Policía que presta servicios en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Ensenada fue salvajemente agredido con un cuchillo por una pareja de delincuentes. El sangriento hecho ocurrió en el barrio UOM de la mencionada localidad.

Según voceros oficiales consultados por este medio, todo comenzó cuando un grupo de agentes se dirigió a un domicilio para llevar a cabo una manda judicial para restituir a dos menores de edad a su padre. Los niños tienen entre 10 y 13 años, uno de ellos discapacitado en silla de ruedas. Los efectivos llegaron a la propiedad del barrio UOM junto con el papá de los chicos, quien lleva años separado de su pareja.

El denunciante acusó a su exesposa de maltrato infantil y se disponía en compañía de la Policía a tomar la custodia de sus hijos. Ya en el inmueble los uniformados notaron que los pequeños estaban encerrados dentro de la casa y que estaban solos, pues la mujer se había marchado. Debido a esto, los efectivos de la Comisaría de La Mujer se comunicaron con el tribunal de familia en turno. Este les autorizó el ingreso con un cerrajero. No obstante, cuando los oficiales entraron a la casa, en ese momento llegó la mujer junto a otro hombre. Ambos arribaron en una moto, la cual tenía una caja de repartidor de comidas.

De inmediato, se tornaron violentos con los agentes y comenzaron a agredirlos. La mujer fue hasta la cocina, tomó un cuchillo y se abalanzó sobre uno de los agentes, a quien atacó sin piedad. Por su parte, el sujeto lo atacó a golpes. Se solicitó refuerzos en la zona y varios patrulleros arribaron a la escena, tras lo cual se redujo a los agresores, que fueron trasladados hasta la dependencia de la comisaría Primera de Ensenada. El oficial presentaba cortes sangrantes en su rostro, cabeza y cuello, por lo que fue llevado hasta un centro de salud, donde le realizaron las respectivas curaciones.

Lo curioso del violento episodio es que, tras chequear los datos de la motocicleta en la que los delincuentes llegaron al lugar, descubrieron que la misma había sido robada momentos antes a pocas cuadras de allí. Un repartidor había denunciado que dos sujetos lo habían atacado y le habían robado su vehículo en la zona de 25 de mayo e Illia.