Seis casillas incendiadas, a modo de venganza

“Fueron en búsqueda de venganza, de justicia por mano propia”, aseguraron los vecinos.

Consumado el deceso de Solís Silvero, poco después de las 20 del domingo se quemaron seis casillas en Romero, ubicadas a escasos metros de donde se produjo el crimen: 35 y 159.

“Los hechos están relacionados, los incendios fueron intencionales”, le confirmaron a diario Hoy los voceros consultados, responsabilizando de esta manera a los allegados de la víctima fatal como los autores del inicio del fuego. “Fueron en búsqueda de venganza, de justicia por mano propia”, agregaron.
Las viviendas afectadas eran de madera y chapas y, dada la magnitud que tomo el incidente, otras tantas corrieron serio peligro.

Un llamado al 911 alertó a los bomberos, y rápidamente se acercaron tres dotaciones de los cuarteles de Melchor Romero, San Carlos y Abasto, que sofocaron las llamas antes de tener que lamentar otra tragedia. Sin embargo, las pérdidas fueron totales y quienes allí residían se quedaron en situación de calle.

En tanto, a una cuadra hubo otro incendio sobre otro inmueble, que tendría relación con este caso.

Noticias Relacionadas