Violento asalto a un repartidor en Altos de San Lorenzo: se llevaron hasta el auto

Actuaron tres delincuentes armados que se dieron a la fuga y todavía permanecen prófugos. Alarmante escalada de ilícitos en la ciudad.

Entraderas en City Bell, por partida doble y en menos de 24 horas una detrás de la otra. Robo en San Carlos y asalto millonario en Gorina. Entraderas en Gonnet, y hurtos callejeros en todos los barrios platenses. Robos también a repartidores, siendo indistinto el género o la zona. Asaltos y más asaltos en una ciudad que cambió a su cúpula policial, pero parece que en realidad, nada cambió. La inseguridad sigue latente y nadie queda exento. Ni los vecinos del centro, ni los de la periferia.

Un hombre, de quien se preserva la identidad por temor a posibles reprimendas, sufrió en las últimas horas un brutal atraco. Fue mientras cumplía con su trabajo en un sector de Altos de San Lorenzo, en la zona sur de nuestra ciudad.
Fuentes oficiales le informaron en exclusiva a este medio que la víctima se encontraba cerca de las 21.30 del miércoles a bordo de su auto, un Renault Clío, haciendo una serie de repartos en su función de delivery.

Nada hacía presagiar la pesadilla que estaba a punto de sufrir, pero la sufrió de todos modos. Al llegar a las calles 80 entre 18 y 19 se le cruzaron tres sujetos armados, quienes no dudaron un segundo en apuntarlo con sus pistolas y obligarlo a que baje del vehículo.

El damnificado lo hizo por temor a reprimendas si no obedecía. De inmediato, los cacos lo rodearon, le sacaron todo lo que llevaba encima, celular y dinero en efectivo, y se subieron al coche que también le sustrajeron. Dentro había quedado el reparto que el hombre estaba haciendo.

Anoticiados del nuevo suceso delictivo, agentes del Comando de Patrullas La Plata y de la comisaría Octava con jurisdicción en la zona, fueron detrás de los causantes, sin tener éxito en su comitiva. Lo que sí encontraron a pocas cuadras de allí, fue el Renault Clío, pero no había rastro alguno de los atracadores. Se abrió una causa penal por el delito de robo doblemente calificado, por ser cometido en poblado y en banda, y por la utilización de arma de fuego.

En Romero

También en Melchor Romero se produjo un violento ilícito. Fue perpetrado por tres malvivientes con cuchillos que asaltaron a un hombre que circulaba solo, por 520 y 161.

Tras amenazarlo con armas blancas, lo despojaron de sus pertenencias y escaparon rápidamente con rumbo incierto. Se mantienen hasta el cierre de esta edición en la clandestinidad.