Uruguay: revelan detalles del crimen de los marinos y destituyen a un comandante

El domingo, poco después de las 8, fueron hallados los tres cuerpos, que presentaban heridas de bala.

El gobierno de Uruguay informó hoy que destituyó al comandante de la Infantería de Marina, capitán de navío Marcos Saralegui, por la demora con que se hallaron los restos de tres efectivos de ese cuerpo asesinados a sangre fría este fin de semana en un puesto de guardia.

Paralelamente, la prensa local reveló detalles del crimen, tales como que el primer infante asesinado recibió seis balazos en diversas partes de su cuerpo y los otros dos, dos disparos en la cabeza cada uno.

La remoción de Saralegui fue anunciada por el ministro de Defensa, Javier García, ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Representantes (diputados).

“Es nuestra responsabilidad que estas cosas no pasen; por lo tanto, es nuestra obligación cuidar a quienes nos cuidan; se delega el mando pero nunca la responsabilidad”, afirmó García ante los legisladores.

El hecho de que los asesinatos ocurrieran “entre las diez de la noche y las dos de la madrugada” y haya existido “un absoluto desconocimento hasta las ocho de la mañana” es algo que “nos preocupa y nos lleva a tomar decisiones”, explicó.

“Estos tres marineros tomaron la guardia a las ocho de la noche y fueron encontrados sin vida a las ocho de la mañana; en el transcurso de las horas no hubo una recorrida para constatar si todo estaba bien”, subrayó el funcionario.

García agregó que “tampoco hubo comunicaciones radiales, ni en las primeras horas y tampoco después” y que “la investigación correspondiente concluye que había un desconocimiento de los procedimientos por parte de los marinos que estaban en el Cerro”.

Triple crimen

El domingo, poco después de las 8, fueron hallados los cuerpos baleados de tres infantes de marina, dos en el puesto de guardia y el restante en un dormitorio, en un predio de la Armada que ocupa una de las laderas del Cerro de Montevideo y en el que hay emplazadas antenas de transmisión pertenecientes a la fuerza y a empresas privadas.

Al encontrarse los cadáveres solo faltaban las pistolas reglamentarias de las víctimas pero no otras armas o equipos.

Por el hecho, la Policía detuvo el lunes a tres sospechosos a los que la justicia imputó ayer: a un ex infante de marina de 26 años como autor de los homicidios, y a un hombre de 28 y una mujer de 25, como encubridores.

El ex marino había prestado servicios en la Armada -incluso, en algún momento, en el lugar donde ocurrieron los asesinatos- entre 2014 y marzo pasado, cuando fue dado de baja por mala conducta.

Las ejecuciones sucedieron en la noche del sábado y fueron descubiertas por otro infante que iba a relevar a una de las víctimas en la mañana del domingo.

Dos de los infantes recibieron dos balazos en la cabeza cada uno en el puesto de guardia y el tercero fue hallado con seis disparos sobre la cama de una habitación posterior que sirve como dormitorio, según el dictamen de la fiscal Mirta Morales.

Seguir leyendo...

La rutina de la guardia nocturna contempla una rotación en la que dos infantes se mantienen en puesto de custodia y el tercero descansa.

La defensa de los imputados pidió que se adoptaran medidas especiales de seguridad en los centros de reclusión donde están alojados y, en el caso de la mujer, una pericia psiquiátrica para determinar si es capaz de comprender el carácter ilícito de sus actos.