HOY EN URUGUAY

Fronteras cerradas, vaivenes del peso y psicosis por los precios

El valor del peso argentino perdió terreno. Hay preocupación en el área de Turismo por parte de quienes eligen viajar al país vecino todos los años

Las pizarras de los bancos y las casas de cambio en Uruguay formaron parte de la agenda mediática tras el anuncio en Argentina de la implementación de un recargo del 35% para la compra del dólar ahorro.

La foto de una pantalla de una casa de cambio en el barrio La Unión, en Montevideo, donde el peso argentino aparecía sin valor, se viralizó en las redes sociales y generó miles de co­mentarios.

“Obviamente esa no es una cotización, lo que refleja es que ese agente cambiario no está dispuesto a comprar esos billetes de pesos argentinos. Hay realmente muy poca operativa, prácticamente con el cierre de fronteras no hay movimientos. Y si se hace de esos pesos argentinos, el agente cambiario cuando se quiera deshacer de esos billetes no va a poder”, le dijo a diario Hoy Alicia Corcoll, economista y gerenta de Exante, una firma de asesoramiento financiero.

“Eso fue una tomada de pelo, alguien se equivocó y levantaron la foto. Hay una psicosis no justificada”, le contó a este multimedio un trabajador de la casa “Cambio Aspen”, en la capital uruguaya. Además, sostuvo que la misma situación ocurre con el real y con el peso chileno. Al estar prohibida la entrada al país a extranjeros, nadie quiere tomar ese dinero porque no sabe cuándo puede volver a introducirlos en el mercado.

Más allá de la imagen que es anecdótica, la percepción del riesgo que se tiene por el peso es tal que todas las medidas económicas efectuadas en la Argentina tienen relevancia. Ayer, para poder comprar un dólar en Uruguay, había que pagar aproximadamente 165 pesos. “Hace dos semanas estaba más barato, 145. No se siente mucho movimiento de argentinos. La moneda argentina no se está ofreciendo en los últimos meses”, le manifestó a diario Hoy un integrante de “Cambio Indumex”.
“La verdad que la relación de precios relativos entre los dos países se volvió muy desfavorable para Uruguay. Dicho en otras palabras, Uruguay está caro en dólares para los argentinos y Argentina está muy barata en dólares para los uruguayos”, recalcó Corcoll.

Hoy en día, por la suma de 1.000 pesos argentinos se obtienen 200 uruguayos. Lo que se puede adquirir con ese capital en el país vecino es muy poco, casi nada. “Se puede comprar un paquete de yerba de un kilo, por ejemplo, y ni siquiera dos gaseosas”, manifestó una persona que reside allí. El valor de nuestra moneda refleja que para alguien de clase media poder residir en Uruguay es cada vez más caro. Y esto no solo preocupa a los argentinos.

Turismo

Seguir leyendo...

“Sin duda es un factor negativo para algunos sectores de la economía uruguaya, pensemos en el turismo. Hoy por hoy estamos con fronteras cerradas y hay dudas de que se puedan llegar a abrir para la temporada de verano. Pero aunque se abrieran y si no tuviéramos este problema sanitario, igual este panorama de precios relativos nos haría prever una muy pobre temporada turística con un ingreso de muy pocos argentinos, que sabemos que son súper importantes para la actividad”, expresó la experta en estudios de mercado.

Para Uruguay, el turismo es una de las principales fuentes de ingreso y los argentinos representan un 60% en esas estadísticas. En 2019, según cifras del Ministerio de Turismo, ingresaron 3.220.602 de visitantes, y de las cuales 1.744.643 eran argentinos (porcentaje menor a 2018). El hecho de que miles de ciudadanos no apuesten a pasar algunos días allí es una pérdida para varios sectores y pone en alerta especialmente al turismo.

Sobre un posible replanteamiento por parte de quienes quieren apostar al país vecino, Corcoll expresó: “Tiendo a pensar que son personas de ingresos altos, con lo cual los movimientos recientes que estamos viendo en Argentina no deberían modificar la decisión, si ya tienen el capital acumulado”.
A su vez, Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria Punta del Este-Maldonado, le confesó a diario Hoy que “no es algo positivo ni para Uruguay ni para ninguna salida de argentinos al exterior. Pero hay que tener en cuenta que los argentinos que salen al exterior ya tienen sus dólares. En la inversión no creo que modifique, no mueve la aguja. Sí puede alterar algo en la parte de alquileres que por ahí la clase media argentina venía a Uruguay y ahora se le hace un poco más difícil”.

Noticias Relacionadas