EXCLUSIVO DIARIO HOY

“Querían prender fuego el auto, decían que querían tener sangre entre las manos”

El remisero asaltado dio detalles del calvario que le tocó sufrir luego de que delincuentes que se hicieron pasar por pasajeros lo asaltaran. Lo encerraron en el baúl del coche y amenazaron con quemarlo vivo.

Daniel es un remisero de 57 años que vivió una verdadera pesadilla, luego de que dos delincuentes se hicieran pasar por pasajeros, lo amenazaran con un cuchillo y lo obligaran a hacerles de chofer en un raid delictivo. Tras un largo calvario, lo encerraron en el baúl e intentaron prender fuego el auto.

“Salí con mi Corsa desde la agencia donde trabajo a un viaje que me asignaron”, detalló el hombre, en diálogo con este multimedio, y agregó que “eran dos muchachos y me pidieron que los llevara hasta 47 y 160, pero cuando llegamos no me decían dónde los tenía que dejar, sino que me pedían que siguiera avanzando una cuadra, y después otra y otra…”.

En ese momento, el damnificado comenzó a sospechar de las verdaderas intenciones de sus pasajeros, por lo que, resignado, les dijo: “Si me van a robar, díganmelo de una vez”. Ahí fue cuando ambos sacaron unos cuchillos de entre sus prendas, rompieron el plástico que separa la parte trasera del vehículo con la del conductor y le pusieron el filo de las navajas en el cuello.

“Me pidieron que empezara a dar vueltas por el lugar y les iban robando a las personas que se cruzaban en el camino”, relató Daniel. Mientras uno de los sujetos se bajaba del auto, el otro se quedaba con el remisero y lo mantenía bajo amenaza: “Logré salvar a una señora, que le hice señas y escapó, pero antes le robaron a un hombre que estaba en la calle”, agregó.

Como ninguno de los ladrones sabía manejar, obligaron al damnificado a que siguiera llevándolos por varios lugares en busca de nuevas víctimas, aunque en determinado momento quisieron ponerse al volante: “Primero me llevaron a la parte de atrás, y uno intentó conducir, pero, como no pudo, me volvieron a llevar al frente para que siguiera de chofer”, contó el remisero.

Morir quemado

Tras varios minutos de recorrer las calles de San Carlos y Melchor Romero, los asaltantes decidieron poner fin a su raid delictivo, pero lejos estaba de terminarse la pesadilla para Daniel. Primero lo forzaron a ir hasta 524 y 134, cerca de un descampado que está cruzando el puente del arroyo El Gato.

En ese momento comenzaron a golpearlo y luego lo obligaron a bajar del rodado: “Me pegaron varias patadas, me metieron en el baúl y los escuchaba hablar entre ellos”. Luego los malhechores comenzaron a arrojar piedras y palos al Corsa del damnificado, rompiendo todos los vidrios.

Se hizo entonces un silencio, y Daniel escuchó lo peor: “Quememos el auto”, dijo uno de los maleantes. La desesperación comenzó a invadir a la víctima, quien pensó que ya no tenía salvación: “Pensé que me mataban. Querían prender fuego el auto, decían que querían tener sangre entre las manos”, relató el remisero, aún conmocionado.

Seguir leyendo...

Sin embargo, y para su fortuna, en ese instante los ruidos de la sirena de un patrullero pusieron en fuga a los delincuentes. Un vecino que presenció lo sucedido había dado aviso al 911 y personal policial encontró justo a tiempo al chofer.

El hombre fue liberado, recibió la atención médica correspondiente y se constató que sus heridas no suponían un peligro para su vida. Por su parte, en lo que respecta a los autores del hecho, hasta el cierre de esta edición permanecían prófugos.