Racing, un nuevo desafío en el horizonte y la ilusión de no decepcionar

El elenco de Pizzi, pese a no jugar como el deseo común de los hinchas, tras los pasos de Coudet y Beccacece, quienes dejaron la vara muy alta, tiene como principal virtud la efectividad ¿Aparecerá ante Boca?

Por Felipe Martiarena

El equipo de Juan Antonio Pizzi, y cuando hablamos de equipo, justamente no hablamos del plantel sino del cuerpo técnico, ha pasado por una montaña rusa de emociones durante éste último tiempo, ya que si bien ha logrado resultados positivos luego del clásico con Independiente, el rendimiento no termina de convencer.

Es por eso que indefectiblemente, las dudas sobre el sistema de juego y la elaboración previa a las situaciones concretas de gol, hacen que el público y la prensa siempre lo tengan en vilo, en vez de elogiar su gran efectividad. Sin embargo, habría que preguntarse si la efectividad depende del trabajo del entrenador o de la virtud de los futbolistas.

Un equipo que crea lo justo y necesario para poder convertir pero que en los partidos de relevancia mayor, tales como River por la Supercopa Argentina (derrota 5 a 0) o hasta el propio Independiente por la Copa de la Liga, donde ganó gracias a una especie de "ayuda arbitral", no genera situaciones para ponerse en ventaja.

Entonces ¿Por qué gana el Racing de Pizzi si genera escasas situaciones? Se ha consolidado un jugador que nunca salió durante el ciclo del exentrenador de San Lorenzo, como lo es Tomás Chancalay, que a base de confianza y goles, fue haciendo que el equipo sume puntos claves. 

Sin embargo, la clave está en el arco: Gabriel Arias, la ficha principal de Pizzi que nunca falló. Si algo tiene que ver este presente de Racing es por las grandes atajadas de sin dudas, uno de los mejores arqueros de América, al menos en este momento, y el mejor en nuestro país. Podemos dudar de su capacidad de juego con los pies, pero atajando verdaderamente es un fenómeno, que llegó a La Academia en tiempos de Milito y Coudet.

Pero lo cierto, es que el "ancho de espadas" no estará ante Boca y atajará "Chila" Gómez, quién solo sumó 11 minutos ante Estudiantes este año en mucho tiempo. Normalmente, los arqueros suplentes no suelen tener mucho rodaje, ya que por más que cambie el equipo, los de esa posición que son titulares no quieren resignar ni un poco el lugar asignado.

Otra de los pilares fundamentales que no estará por su presencia en la selección chilena, es Eugenio Mena, quién se desempeña en el lateral izquierdo enviando sus centros con rosca hacia afuera lastiman mucho, y sobre todo cuando juega con Lovera, que junto con Chancalay, son los únicos que pueden desequilibrar en ataque. 

El mediocampo, por su parte, se ha asentado con Miranda como líder en la organización y Piatti como el diseñador de ataque, aunque a veces suele hasta pisar el área para definir. "Lolo" es quien tapa los agujeros junto con Julián López, pero también está siempre como receptor. No obstante, cuando el entrenador decide jugar al contraataque, no tiene la velocidad necesaria para conducir y siempre termina jugando hacia atrás, volviendo al equipo inofensivo en esa faceta.

Seguir leyendo...

Cvitanich al equipo le ha dado aire en ataque. Copetti es un luchador con un físico admirable, pero carece de técnica individual, algo que el fútbol de hoy no perdona. Quizás la presencia del ex Banfield hace que descanse y cuando el equipo juega balones aéreos hacia él, Cvitanich esté detrás o listo para ofrecer una descarga.

¿La dupla central? Domínguez - Sigali. El primero un excelente lanzador pero sin naturaleza y oficio de marca, aún adaptándose a la posición. El "Oso", un señor jugador, con el timing perfecto para el desafío individual con el rival y peligroso cuando se manda en ataque. Uno de los mejores defensores del fútbol argentino que si hay algo que le falta, es la fortaleza aérea en ofensiva.

El lateral derecho estará ocupado seguramente por, el interminable Iván Pillud. La ley de este lado de Avellaneda dice que el jugador, pase lo que pase, traigan a quién traigan, terminará jugando como titular. Y así continúa sucediendo. Lento cuando retrocede y el punto débil del equipo, teniendo en cuenta la velocidad de los extremos xeneizes. Cuando lo probaron como defensor central cumplió y no estaría mal, a modo de sugerencia, como recambio de los antes mencionados.

Racing y otro desafío más, como equipo, como cuerpo técnico y como institución. Son varios los fracasos futbolísticos en el último tiempo, desde el partido con River en el Monumental por la Copa Libertadores 2018, hasta el partido con Boca en la última edición de la misma. 

La característica del plantel no suele ser la misma que en otros partidos cuando enfrenta tanto a River como a Boca en partidos decisivos. Habrá que ver y tener en cuenta que no estarán sus mejores jugadores: el imbatible Arias y el "chueco" Mena ¿Se revalorizará a Pizzi con una victoria? ¿Cuál será el futuro si pierde? ¿Ganar una final a Independiente inmortalizaría al entrenador?