Asamblea General

Lacalle Pou hizo un balance de su gestión: "Primó el sentir colectivo de apelar a la libertad responsable"

El presidente de Uruguay dio un discurso desde el Parlamento Nacional, en el marco de la Asamblea General.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, concurrió este martes 2 de marzo al Parlamento Nacional, donde fue recibido por la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, y el presidente de la Cámara de Representantes, Alfredo Fratti.

A las 18, el mandatario brindó un mensaje ante la Asamblea General del Poder Legislativo, donde realizó una balance del primer año de su mandato.

Al iniciar el discurso, afirmó: “Ya no hay más tiempo para excusas, el 13 de marzo Uruguay declaró la emergencia sanitaria y nuestras prioridades cambiaron rápidamente, fueron días de mucho nerviosismo y tensión, tanto para la población como para el gobierno”.

“Debimos apelar a nuestras más profundas convicciones para tomar medidas de protección y cuidados para nuestros compatriotas, primó el sentir colectivo de apelar a la libertad responsable como elemento central de la vida de una persona, faro necesario para toda acción del gobernante”, agregó.

En ese sentido, destacó que “la condición necesaria de una gestión es el goce pleno de la libertad, siento un profundo orgullo por la conducta y responsabilidad de la gran mayoría de los uruguayos. Tal era la complejidad de la situación que convocamos a un grupo de científicos para tomar mejores decisiones, les debemos un profundo agradecimiento, porque volcaron conocimiento, dedicaron su tiempo y demostraron un enorme compromiso con el país. Por eso el cuidado de la salud fue desde el principio de la pandemia nuestro gran desvelo, sin descuidar el factor social y económico”.

"La atención de pacientes con Covid-19 implicó un esfuerzo total para sumar 96 nuevas camas CTI, pasando de 112 al inicio de la pandemia a 208 al día de hoy", detalló Lacalle Pou, y resaltó la importancia de la campaña de comunicación masiva con fines preventivos.

Asimismo, “un trabajo conjunto del MSP y Cancillería facilitó el ingreso al país de más de 6 mil uruguayos que habían quedado varados” y se creó una línea especial para atender temas de salud mental.

En materia de empleo, “se implementó un régimen de seguro de paro parcial, cuyo gasto alcanzó a 415 millones de dólares, 241 millones de dólares más que el gasto prepandemia”.

Además, explicó que “se pasó de 114 millones de dólares a 153 millones en cuanto a subsidio por enfermedad y se mantuvo la cobertura de asistencia de salud de aquellos trabajadores desvinculados del sistema laboral”. También hubo un aumento del 10 por ciento al salario mínimo.

En cuanto al comercio exterior, “se tomaron medidas especiales para exportadores y el Banco Central extendió el plazo del vencimiento de los créditos por 180 días”.

"Eliminamos la obligación fnanciera, se benefició a los pequeños y microemprendedores, exonerando los aportes jubilatorios y patronales durante los primeros meses de la actividad", agregó Lacalle Pou, quien reafirmó que no aumentaron impuestos.

Seguir leyendo...

“La mitigación de los impactos sociales también fue un desvelo permanente en nuestra gestión. Las transferencias sociales aumentaron un 56 por ciento en nuestro país, y los beneficiarios aumentaron un 40 por ciento”, manifestó el Presidente. Y dijo que entre abril de 2020 y enero de 2021 se canjearon 2 millones de canastas.

Por otro lado, afirmó que “otro de los grandes desafíos a partir de la suspensión de la presencialidad fue reducir el impacto de la medida y empezar a trabajar para un pronto retorno a clases. Los efectos negativos en términos de aprendizaje pudieron atenuarse gracias a los esfuerzo realizados previamente en materia tecnología”.

“La vuelta a clases parece algo lejano, pero tengo muy presente ese 22 de abril cuando en lugares rurales, donde el virus aún no estaba presente, decidimos la vuelta a clases. Se continuó luego en tres etapas, que se dieron en junio. Somos unos de los pocos países del mundo que el año pasado tuvo cierta presencialidad”, añadió el jefe de Estado.

“Doy las gracias al gran trabajo de los legisladores de la coalición, al aporte de los de la oposición en algunos temas, a la votación de la Ley de Urgente Consideración, y al hecho de haber consensuado en el Poder Ejecutivo un presupuesto” acorde al contexto, señaló el mandatario nacional.

Lacalle Pou agradeció durante todo el discurso la destacada y comprometida labor del personal de salud, la comunidad educativa y las Fuerzas Armadas en el marco de la emergencia sanitaria.

Por otro lado, adelantó para el 2021 obras por 1.200 millones de dólares y 540 millones de dólares para mitigar los efectos del COVID-19 en el país. Las acciones incluyen créditos con garantía estatal, exoneraciones a pequeñas empresas, prórrogas del seguro parcial de desempleo, duplicación de las asignaciones familiares y 200 millones de pesos a ollas populares y merenderos.

Noticias Relacionadas