HOY EN URUGUAY

Punta del Este: “Tenemos una ciudad limpia y ordenada para todos aquellos que nos van a visitar”

El ingeniero Enrique Antía, candidato a intendente de Maldonado en las próximas elecciones, habló en exclusiva con diario Hoy sobre la pospandemia y sus proyectos.

En la misma línea que el gobierno de Lacalle Pou, el ingeniero agrónomo Enrique Antía, político de gran trayectoria en el Partido Nacional, busca retener la intendencia para la que fue elegido en 2015. “Hay que adecuar las propuestas al momento que estamos viviendo”, manifestó. Además, habló sobre los beneficios en las inversiones, nuevos proyectos en Punta del Este y cómo se preparan para la pospandemia.

—¿Por qué, nuevamente, la intención de disputar la intendencia de Maldonado?

—Hay muchos proyectos pendientes y muchas cosas que se empezaron y que hay que tratar de terminarlas. Y eso es un motivo más que suficiente para seguir. Sobre todo en los últimos cinco años, hicimos una gran transformación de Maldonado sin apoyo nacional. Ahora tenemos la oportunidad de tener un gobierno amigo que nos va a ayudar, por lo que vamos a poder facilitar las tareas y lograr mayores objetivos.

—¿Cuáles son las políticas que llevará adelante, en caso de un nuevo período?

—Fui intendente en la época de otra crisis, la de 2001-2002, y hay muchas cosas que cambié para poder encarar esta instancia. Lo que quiero es acelerar el proceso. Hay que adecuar las propuestas al momento que estamos vi­viendo, y eso es absolutamente necesario. De todas maneras, el plan de erradicación de asentamientos vamos a acelerarlo y lograr los objetivos que nos habíamos propuesto: un Maldonado sin asentamientos.

En el plan de seguridad, vamos a ajustar algunos detalles que faltan para completar todo lo que es prevención y, después de que esté funcionando, vamos a tratar de pasarle los costos al gobierno nacional. Porque lo que hicimos en Maldonado fue una inversión que no nos correspondía, y que sirvió para la prevención y para mostrar que es posible tener una red de protección importante, e inteligencia para ayudar al Ministerio del Interior a preservar la seguridad del departamento.

—¿Qué propuestas maneja para atraer inversiones y qué beneficios ofrece a los argentinos que decidan apostar en Punta del Este?

—En el período pasado hicimos la desgravación de impuestos para construcciones vinculadas al turismo. No se paga contribución hasta que no se venda el departamento; es decir, exoneración de todas las tasas de presentación de proyectos. Y logramos que el gobierno le diera a todas las inversiones carácter de interés nacional, lo que significa libre importación, no castigar el patrimonio, exoneraciones tributarias importantes en materia fiscal por un período amplio. Todo eso va a repercutir favorablemente.

No éramos competitivos a nivel internacional, y hoy lo somos. También se fortaleció la seguridad de aquellos que vienen a apostar en la zona. Ya de por sí Uruguay tiene esas características de garantías legales, cumplimiento de la palabra y una serie de cosas que dan certezas y eso es muy importante.

Seguir leyendo...

Tuve una reunión con el presidente la semana pasada, no­sotros le sugerimos la posibilidad de instalar una zona franca tecnológica en Punta del Este. Nos dio el ok. Eso ya ha significado una corriente de interés importante de empresarios de diferentes partes del mundo para aprovechar las ventajas comparativas que tiene el vivir en un lugar de calidad, donde están todos los servicios y a su vez se trabaja para el mundo. Y este es un proceso que se va a ver en los próximos meses.

—¿A qué se debe el éxito de Uruguay en medio de la pandemia?

—Hubo un gran alineamiento con el gobierno nacional y una gran responsabilidad de la comunidad, que se cuidó y fue muy responsable.

El equipo nuestro, que está en la intendencia gobernando, tomó las medidas necesarias. Se cerraron los parques, las playas, se hicieron previsiones, se hizo un esfuerzo grande para que todos los visitantes y los uruguayos tengan garantías de no importar el virus. De hecho, los cuatro casos que tenemos hoy son todos importados de distintos lugares, y están controlados. Hay un control social fuerte y un seguimiento de los casos. Tal vez eso sea lo más importante.

Yo creo que el gran éxito que tuvo Uruguay en este control de la pandemia es que apostó a que la gente se involucrara sin necesidad de hacer un cerramiento obligatorio. Y eso concientizó a la población y fue un desafío que la gente viene ganando.

A mí me pasaba: yo soy un caminante, siempre camino ha­ciendo ejercicio, pero esos dos meses iniciales no salí a caminar, porque si me veían, le estaba fallando a mi gente. Todos nos cuidamos en esta cuarentena, no obligatoria pero de responsabilidad. Y el uso de mecanismos de distancia y de control está siendo generalizado y la gente lo comprende. Creo que la comunidad está cuidando no solo el presente, sino el futuro. Si tenemos una ciudad limpia, ordenada y una comunidad responsable, es una garantía para todos aquellos que nos van a visitar y que pretenden descansar. Y también les vamos a exigir que se cuiden.

—¿Qué protocolo preparan para el verano?

—Estamos en todas las acciones trabajando sobre el protocolo. Un acierto que hizo el gobierno fue armar una comisión de técnicos de primer nivel de todos los partidos y manejarse con recomendaciones, que le dio mucha credibilidad. La gente cumple los protocolos.

Estuve reunido con una asociación que se dedica a la organización de fiestas, cumpleaños, etc. Ellos ya traen un protocolo pensado para que el go­bierno lo ajuste y discuta. Toda la sociedad está pensando en protocolos.

Si bien todavía estamos lejos de la temporada, hoy estamos pensando en el protocolo de no dejar avanzar la pandemia, con los equipos técnicos iremos trabajando. Hay que cuidarnos entre todos. Las playas son amplias, no hay amontonamiento, va a haber que tomar previsiones.

Noticias Relacionadas