HOY EN URUGUAY

Uruguay continuará cerrado por 20 días más para argentinos residentes

A raíz del aumento exponencial de contagios de coronavirus, el gobierno prorrogó la medida y las fronteras se mantendrán cerradas durante todo el mes de enero.

No recibe a argentinos ni viajeros de ningún tipo de nacionalidad. Tampoco admite a uruguayos ni a residentes. Uruguay mantendrá sus fronteras cerradas por otros 20 días, al menos hasta el 31 de enero de 2021.

La medida fue anunciada por el presidente Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa. “Lamentablemente, y muy a nuestro pesar, vamos a seguir con las fronteras cerradas durante 20 días más”, informó el mandatario, quien decidió priorizar la salud por sobre la economía, en un nuevo esfuerzo para contener el aumento de infectados.

Según datos del Ministerio de Salud, actualmente hay 6.422 personas cursando la enfermedad y 84 de ellas se encuentran en cuidados intensivos. El país registró el pasado miércoles su cifra más elevada, con 946 contagios diarios, un número previsto para estas fechas por los científicos que asesoran al gobierno. En tanto, los fallecidos ya son 240.

“Hay una logística de turismo en Uruguay para recibir a turistas extranjeros, fundamentalmente ar­gentinos y del sur de Brasil, y por primera vez en la historia tenemos una frontera cerrada. El número de contagiados comenzó a incrementarse desde mediados de noviembre, diciembre, en adelante. Estuvo en una meseta y estamos en una situación mucho más compleja de lo que fue durante todo el año pasado, que habíamos tenido números de contagios muy bajos”, le dijo a diario Hoy Martín Pérez Banchero, director nacional de Turismo de Uruguay.

Consultados sobre los protocolos que se están llevando adelante, manifestó que los relacionados con el alojamiento “han dado muy buenos resultados, no ha habido contagios dentro de los hoteles”.

Además, el gobierno decidió flexibilizar la gastronomía. Se resolvió extender el horario hasta las dos de la mañana, según la disposición de cada gobierno departamental. En el caso de Maldonado, por ejemplo, es hasta las dos, mientras que en el caso de Rocha es hasta la una de la mañana.

“Es una temporada totalmente atípica. Es un día a día. Los análisis y los balances no se pueden ni proyectar porque no sabemos cómo va a seguir la situación pandémica. El turismo interno puede atenuar la situación, pero de ninguna manera soluciona”, concluyó el funcionario.

Un verano diferente

“Las pérdidas de los propietarios son muchas; una casa cerrada un año es una barbaridad, y los impuestos, difíciles de afrontar. Entiendo el aumento de casos, pero debe haber excepciones bien pensadas”, le contó a este multimedio Silvia, una argentina dueña de una casa en Punta del Este.

El impedimento a los propietarios para poder visitar sus hogares no es algo nuevo, pero con la llegada de la temporada estival volvió a generar incertidumbre en quienes tienen casas y departamentos del otro lado del Río de la Plata. La extensión de las restricciones volvió a paralizar la oportunidad para poder regresar.

Seguir leyendo...

En comunicación con diario Hoy, Enrique, encargado de un hostel en La Pedrera, señaló que por una cuestión de protocolos tuvo que bajar la disponibilidad a la mitad. De 28 habitaciones pasó a 14. “Estamos haciendo firmar declaración jurada a los que ingresan, que son todos uruguayos”, recalcó.
El trabajador manifestó que no se sorprendió por la extensión de las restricciones a extranjeros. “Esperaba que mantengan cerrado. Co­nozco a un argentino que tiene un hostel y no abrió”, sostuvo.

Un verano que nadie imaginó y que golpea fuerte a todos los sectores. Pese a todo, lo esencial es seguir manteniendo los cuidados necesarios para que pronto se pueda volver a esa normalidad tan deseada por ambos países, y por el resto del mundo.

Noticias Relacionadas