Un paso más hacia la restitución de los restos de dos caciques tehuelches

Según aprobó el INAI, los restos de Patria y Pecho Alegre deberán ser devueltos por el Museo a una comunidad de Santa Cruz. “Esperamos que sirva para visibilizar sus historias”, dijo el antropólogo Fernando Pepe.

El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) aprobó la restitución de los restos de Patria y Pecho Alegre, dos caciques tehuelches cuyos cuerpos integran las colecciones del Museo de La Plata. De esa manera, si la medida es ratificada por el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Naturales, serán devueltos a la comunidad Francisco Vera de Santa Cruz.

Inventariados en las colecciones bajo los números 1838 y 1839, los pocos datos que circulan sobre ellos fueron divulgados a través del colectivo Guías (Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social) en su libro Antropología del genocidio. Según ese volumen, Patria medía 2,20 metros de alto y fue asesinado en el Lago Argentino durante 1876.

“No hay mucha información de estos dos hombres tehuelches”, dice el antropólogo Fernando Pepe, coordinador del Programa Nacional de Identificación y Restitución del INAI. “En uno de los libros de Ramón Lista hay un retrato burlesco de Pecho Alegre y, en un numero de la época de la revista Caras y Caretas, una fotografía del esqueleto de Patria junto a un paisano. Después es poco lo que se sabe. Esperamos que, como en otros casos, esta restitución sirva para visibilizar sus historias y que se sumen datos a este rompecabezas del horror que vamos armando con cada restitución”.

Para elevar su pedido de restitución, la comunidad Francisco Vera recibió el apoyo de los dos Consejeros de Participación Indígenas (CPI) provinciales y de otras catorce comunidades tehuelches y mapuches de Santa Cruz. “Entendiendo que esta restitución es una reparación necesaria para nuestro pueblo, que nuestros ancestros deben descansar en paz según dicta nuestra cosmovisión ancestral, le solicitamos una rápida resolución a nuestra demanda”, reclamó la autoridad Víctor ­Paisman Vera.

“Desde el Programa Nacional de Identificación y Restitución analizamos todos los pedidos que llegan al INAI y, luego de consultar con las autoridades originarias pertinentes, de analizar los datos históricos, etc., se da el visto bueno a la institución que retiene los ancestros de las comunidades para que inicie los actos administrativos correspondientes a su restitución”, dijo Fernando Pepe. “Noso­tros venimos desde 2006 trabajando en pos de las restituciones y, en el INAI, desde 2010. Siempre junto a las comunidades, que son nuestra guía”.

Con el Museo de La Plata cerrado desde el comienzo de la cuarentena, los procesos se fueron dilatando. Aprobada desde diciembre de 2019, la restitución de tres hombres wichís a sus comunidades de Salta debió entrar en un compás de espera indefinido: un hombre asesinado por el ejército en 1881, otro asesinado a machetazos en el ingenio La Esperanza durante 1907 y, finalmente, un cacique asesinado a tiros en el ingenio Ledesma en 1921.

Seguir leyendo...

No obstante, se logró avanzar en el plano burocrático con la restitución del joven Maish Kensis, del pueblo yagán (murió prisionero dentro del Museo de La Plata en 1894) y de tres jayanes más de la comunidad yagán de Puerto Williams, Cabo de Hornos, Chile. “A pesar del marco de dificultad que generó la pandemia, los trabajadores y directivos del INAI redoblamos los esfuerzos para estar a la altura de las circunstancias, que son tan penosas para nuestras comunidades, y en ese camino de reparación se dan estas restituciones”, concluyó Pepe.

Noticias Relacionadas