Mentiroso, mentiroso: Kicillof habló de una inflación de apenas el 1,4%

El ministro de Economía habló de una desaceleración “significativa” en los precios, pero la realidad le sigue dando la espalda. Mientras tanto, el Gobierno renueva la apuesta por recetas de menor costo, a valores insólitos 

Si el humorista canadiense Jim Carrey lo hubiera hecho tan bien en la película “Mentiroso, Mentiroso”: Ayer, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se calzó el papel de actor para negar, una vez más, que la inflación esté vaciando por completo las economías familiares. Sin embargo, la realidad le sigue dando la espalda y lo que vende como un verdadero logro es más bien un manotazo de ahogado para no mostrar los desaciertos del Gobierno en materia económica. 

Al anunciar el Índice de Precios Nacional Urbano (IPCNU) correspondiente a mayo, el funcionario K aseguró que la inflación se desa-celeró y que los precios aumentaron apenas el 1,4% (un 0,88% menos que el índice de precios presentado por diputados de la oposición, que fue del 2,28%). Insólito.

En medio de la conferencia de prensa, Kicillof siguió con la cortina de humo y dijo que los alimentos y bebidas marcaron un avance de 0,7%, lo que refleja una desaceleración “significativa” en materia de precios. Y renovó las críticas contra las mediciones de las consultoras con una ironía que dejó mucho que desear: “Algunos analistas y casi todo el arco opositor decían que nos esperaba una inflación anual del 53%. ¿Cómo lo hicieron? Multiplicando por 12 el valor del índice de enero, como si todos los meses fueran igual”, cuestionó el titular de la cartera de Economía.

“El 1,4% vuelve a quedar corto”

En este marco, pese a que para Kicillof todo es color de rosa, los argentinos todavía sortean enormes dificultades para afrontar sus compras cotidianas, ya que -por el encarecimiento desmedido de los precios- los sueldos casi ni alcanzan para asegurar los alimentos básicos de la dieta nacional.   

“En líneas generales, lo que se ve es, cuanto menos, un amesetamiento del consumo. La devaluación de enero, las paritarias por debajo de la inflación del último año y los aumentos de precios han hecho que el poder adquisitivo del salario baje en este mes de mayo, en el que estamos conociendo el índice de inflación”, dijo a Hoy el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), Fernando Blanco Muiño.

Según explicó Blanco Muiño, “de acuerdo a lo que nosotros hemos relevado y vemos en la cotidianidad, el 1,4% vuelve a quedar corto. Este INDEC versión Kicillof lamentablemente se está acercando a los índices de -el exsecretario de Comercio Interior, Guillermo- Moreno. Y es preocupante porque volvemos a estar con números que distorsionan la realidad económica argentina”.

Las “Recetas Cuidadas” o el chiste de comer por cinco pesos

Seguir leyendo...

Tiempo atrás, la subsecretaria de Defensa del Consumidor (y persona de confianza del exsecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno), Lucila “Pimpi” Colombo, se esforzaba por pedirle a la gente deje de consumir salsa de tomate y que utilice, en su lugar, salsa blanca. La curiosa medida apuntaba a sanear las delicadas economías hogareñas que, por aquél entonces, se veían castigadas por los reiterados aumentos de la hortaliza. 

Hoy, en 2014, la triste historia se repite: el Gobierno nacional, desde el Ministerio de Salud de la Nación, anunció las llamativas “Recetas Cuidadas”, un menú con platos que cuestan entre $4,94 y $8,67.

El recetario incluye alimentos que se encuentren en la lista del programa económico “Precios Cuidados”, como los fideos con verduras ($4,94), la cazuela de pollo y verduras ($5,40), el pastel de carne con papas y batatas asadas ($6,30) o la milanesa al horno con ensalada de tomate y zanahoria ($8,67), entre otros. Todos presentados con precios inconseguibles en los mercados cotidianos.

“Esos valores que estableció el Ministerio de Salud dentro del Plan de Alimentación saludable, son valores por porción. Es decir, para una cena de cuatro personas con un plato que está a seis pesos, estamos hablando de 24 pesos sólo de comida, sin postre o bebida”, indicó Fernando Blanco Muiño a nuestro diario.

Y, en este marco, añadió: “Si la base para establecer los costos han sido los Precios Cuidados, hay dos análisis. No están llegando a todo el país los productos de precios cuidados, de manera tal que hay muchas zonas en donde va a ser difícil que la ración termine a ese valor. Y en segundo lugar, la calidad de los productos de Precios Cuidados -en lo que tiene que ver con la fruta, la verdura y la carne- es de muy baja calidad”.

“Utilizan las mismas recetas que ya han utilizado otros funcionarios de esta misma administración y que también han fracasado. La gente no es tonta y sabe que esos valores son incomprobables en la realidad. Yo no creo que haya ninguna ama de casa que pueda cocinar un plato por cinco pesos, del mismo modo que es insostenible lo que decía Moreno de que se podía comer por seis pesos en el día”, concluyó el representante de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA).